18 - octubre - 2016

Ya eligieron familia para las dos hermanas de Madryn que nadie quería adoptar

Es un matrimonio que ya tiene un hijo biológico. Ayer se conocieron con las nenas, de 11 y 13 años. Tendrán seis meses para fortalecer el vínculo.

Por Rolando Tobarez / Twitter: @rtobarez

Ocurrió a las 17 en el Juzgado de Familia de Puerto Madryn: con lágrimas de todos, la jueza Delma Viani hizo pasar a las dos nenas de 11 y 13 años que están alojadas en el Minihogar y esperan ser adoptadas. Allí conocieron a la que podría ser su futura familia, un matrimonio que desde 2007 figura en la lista de pretensos adoptantes y que tiene un hijo biológico de 16 años. Las chicas, por su parte, tienen una historia familiar de abandono de sus padres.

La pareja fue seleccionada entre 24 candidatos para adoptar a las hermanitas. El caso se hizo célebre porque Viani se vio obligada a una convocatoria por los medios, ya que nadie en las listas oficiales en Chubut quiso tener un vínculo con ellas. La pareja elegida figuraba en las listas pero habría sido dada de baja porque nunca se renovaron sus informes, algo de tradición para mantener los legajos actualizados. Tampoco habían recibido información al respecto. En el grupo final de postulantes habían quedado cinco familias.

Por lo sensible del tema, sólo se sabe que el matrimonio leyó la noticia y se interesó de inmediato. Primero lo acordaron entre ellos y luego hablaron con su hijo.

Los informes previos mostraron una elevada compatibilidad entre los perfiles de la familia y las chicas. Ahora comienza un período de guarda que no puede durar más de seis meses, para que se conozcan y el vínculo se fortalezca. Fuentes del caso explicaron que es muy probable que tras ese lapso la adopción se concrete por el genuino deseo de los aspirantes y la predispocisión de las nenas.

Luego de una presentación teñida de emoción y de abrazos, incluso con la jueza, el nuevo grupo partió rumbo a una confitería. Luego las hermanas regresaron al Minihogar pero esta vez con la certeza de que para ellas se inicia otra vida. El cómo sigue el proceso de vinculación lo decidirá el matrimonio.

Entre otras áreas fue fundamental el trabajo del personal del Juzgado, la Secretaría de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad y de la Oficina de Adopciones.

Cabe recordar que el listado de postulantes incluyó personas únicas –incluso hombres solteros-, matrimonios y uniones convivenciales. Quedó fuera del proceso un matrimonio, debido a que era de Río Negro.

Antecedentes

Fue un caso inédito para Chubut. Viani recurrió a las listas de pretensos adoptantes de toda la provincia. Pero ninguno de los inscriptos se interesó en vincularse con las nenas y sumarlas a su familia, especialmente por la edad de las pequeñas.

La magistrada optó por una convocatoria pública. Si nadie se hubiera presentado, hubiese debido buscar adoptantes en el registro nacional.

Su idea es respetar el pedido de una de las menores: quiere quedarse en Madryn y conservar un vínculo con su padre. Pero no es deseable que quede institucionalizada.

En julio de 2015 una sentencia declaró judicialmente la adoptabilidad de las nenas. La Cámara de Apelaciones confirmó ese fallo en mayo de este año, por el desamparo y abandono comprobados de ambas.

Fuente: Diario Jornada.