14 - junio - 2019

Volvió la furia roja de la “Academia” para mandar la serie al tercero

Con una brillante actuación de Matías Nahuelquin, autor de 28 puntos, Racing emparejó la semifinal frente al Deportivo Madryn y forzó el tercer juego. En el “Aurinegro” se destacó Gonzalo García con 17 tantos.

El desempate será esta noche desde las 21.30 horas en el Golfo. Por su parte, Ferrocarril Patagónico volvió a superar a Brown con claridad y es el primer finalista.

Para el cumpleaños número 46 del entrenador Martín Quijano, Racing le obsequió un magnífico triunfo nada menos que ante el tricampeón, Deportivo Madryn, con una victoria que le permite igualar la serie y mantener vivas las esperanzas de clasificar a una nueva final. El resultado fue 81 a 75 para la “Academia”. El tercer juego será mañana en el “Palacio Aurinegro” de Puerto Madryn.

Racing necesitaba una revancha contra Deportivo Madryn. La “Academia” aún tiene la espina de la final perdida del Clausura 2018, y como si fuera poco el “Aurinegro” había ganado los dos juegos de la fase regular por tan solo 1 punto de diferencia en ambos encuentros. Tras caer en el primer cruce de esta semifinal, Racing volvió a su localía recuperando su buen básquet, mostró garra y corazón para vulnerar a Madryn por primera vez este año.

El triunfo de Racing fue meritorio y emotivo porque tuvo el condimento heroico de haber remontado desde abajo después de un aciago primer cuarto con un pobrísimo promedio de efectividad en lanzamientos de campo. Solo 8 puntos marcó Racing en los primeros 10 minutos de juego (convirtió apenas 1 lanzamiento, triple de Wagner, en 8:40 minutos corridos) contra los 19 tantos conseguidos por Deportivo Madryn.

Ese primer cuarto no auguraba nada bueno para el equipo de Quijano. Sin embargo la realidad se daría vuelta inmediatamente en el segundo cuarto. Con un parcial de 10-2, Racing metió más puntos en 3 minutos que en todo el primer cuarto. Mejorando su efectividad de lanzamientos, Racing se puso en partido, igualó el tanteador en 22 y luego pasó al frente por primera vez en el juego. Dos recuperos de Mati Nahuelquin en fase defensiva fueron cruciales para herir poco a poco el factor anímico de los madrynenses. En Madryn tuvo que hacer su ingreso Gonzalo García, figura indiscutida del equipo, que venía de recuperarse de una lesión. Pero el problema de Madryn en el segundo cuarto fue el mismo de Racing en el primero: la baja efectividad en lanzamientos. El “Colo” Riera, alejado de su rol en el juego interno, se vistió de triplero y lo hizo con acierto. El jugador que desequilibró definitivamente la balanza fue sin dudas Nahuelquin, que aportó 12 puntos en el pasaje para poner a Racing arriba 36-30.

El descanso largo apaciguó un poco las aguas. El segundo cuarto había sido desgastante, por eso ambos equipos ajustaron su defensa en el inicio del tercer segmento y el juego se volvió más cerrado y menos vertiginoso. Racing no pudo sostener el ritmo, y Madryn, revulsivo, aprovechando la velocidad de Rodrigo García, corrió la cancha en el cierre del cuarto para recuperar la ventaja en el tanteador y ponerse 6 puntos arriba: 49-55.

Dos bajas lo complicaron

En el cuarto final, Deportivo Madryn empezó a inflar su ventaja con aciertos de Bondarenco en la pintura y un triple de Bariffuzza. La “Academia” parecía estar perdiendo otra vez su compostura colectiva. En ese pasaje del juego, la “Tota” Capaccioni tomó el liderazgo y marcó dos triples consecutivos que revitalizaron al equipo y pusieron a Racing una vez más en partido. Madryn lo tenía controlado, pero lo que acabó por echar por tierra su dominio fue la pérdida irreparable y temprana de dos piezas clave, Rodrigo García y Lucas Manita, que debieron irse a la banca por llegar a la quinta falta con 5 minutos de juego aún por delante.

Entonces Racing fue al frente, como de costumbre, con arrebatos de heroísmo: igualaron en 64 con un recupero de Wagner y una corrida de Nahuelquin que acabó en doble y falta para ir a la línea. El “Galenso” Pugh también llegó a su quinta falta. Racing tomó la ventaja en el tanteador, y así permanecería hasta el cierre. El único que aún sacaba adelante a los madrynenses era Gonzalo García, remando solo contra la corriente y marcando 11 puntos de corrido en el cierre del encuentro.

El partido tuvo todos los condimentos del buen básquet. Y aún queda lo mejor: el viernes (esta noche), en el gimnasio “Luján Barrientos”, Deportivo Madryn, último campeón, y Racing, subcampeón, se medirán cara a cara para decidir quién de los dos irá a la final.

Ferro finalista

La “Maquinita” espera rival en la final. El conjunto dirigido por “Tati” Del Sol barrió de la serie a Guillermo Brown.

Ferrocarril Patagónico obtuvo dos claros triunfos contra el equipo revelación de este torneo.

El segundo de ellos, la noche del miércoles, fue por 76 a 57. El goleador del partido fue Carlos Balmaceda con 24 puntos.

Ferro dominó en todos los parciales del partido excepto el último. Incluso en el segundo cuarto duplicó el goleo de su rival. Quizás una significativa falencia de Brown en el juego fue su bajo promedio perimetral: convirtió solo 3 triples en todo el partido.

De esta forma, la «Maquinita» de Andrés Del Sol vuelve a clasificarse a una final desde el torneo Apertura 2018, y ahora espera al ganador de la otra llave de semifinales, entre Deportivo Madryn y Racing Club, que se definirá esta noche.

Fuente: Diario Jornada