2 - agosto - 2019

Violación en manada: dictaron la apertura de investigación pero no habrá prisión preventiva para los jóvenes

En un clima tenso, se desarrolló en Rawson la audiencia de apertura de investigación por una denuncia de abuso sexual a una chica de 16 años, ocurrido en 2012 en una vivienda del balneario de Playa Unión.

Cinco jóvenes enfrentaron este viernes en Rawson la audiencia de apertura de investigación por una denuncia de abuso sexual a una chica de 16 años, en 2012 en una vivienda del balneario de Playa Unión, informaron fuentes judiciales.

La acusación se hizo pública a través de las redes sociales en enero, pero recién llega a los estrados judiciales ahora porque, al tratarse de un delito de instancia privada, debía contar con la denuncia formal de la supuesta víctima.

La audiencia se realizó a puertas cerradas por ser un delito de instancia privada. Se retiraron rápidamente los abogados defensores, el fiscal y el juez de la causa sin dar declaraciones a la prensa. Se observaron carteles pegados en el exterior y un grupo de mujeres pertenecientes a la Multisectorial feminista aguarda la salida de los imputado.

Si bien se dictó la apertura de investigación para los acusados, no habrá prisiones preventivas por el momento.

Marcelo Capón, referente de la agrupación explicó: “Venimos a acompañar. Estamos contentos con que se haya dado apertura al juicio, creemos que es importante estamos esperando que haya una prisión preventiva”.

Familiares y amigos de la víctima pegaron carteles afuera de la oficina judicial. Foto: ADNSUR

«Si se citó a la audiencia de apertura de investigación, va de suyo que se instó la acción por un presunto delito contra la identidad sexual» admitió el penalista Fabián Gabalachis, defensor de dos de los acusados, a quienes no identificó por las características del hecho.

Gabalachis señaló que «la fiscalía impuso un marcado silencio» en la causa y explicó que se someterán «a ese principio por el tipo de delito que se ventila, aunque la acusación va en línea con lo que se leyó en las redes sociales».

Familiares y amigos de la víctima pegaron carteles afuera de la oficina judicial. Foto: ADNSUR

Según lo que la joven describió en su cuenta de Facebook, que luego se hizo viral al ser replicado por varios organizaciones feministas bajo el título «la manada de Chubut», los hechos ocurrieron en septiembre de 2012 en Playa Unión, cuando todos los involucrados eran menores de edad.

«Fuimos a una fiesta a la casa de RV y a poco tiempo de llegar perdí la conciencia y es ahí cuando una de mis amigas me encontró en una habitación siendo abusada por un grupo de cuatro varones (EQ, LDV, LM, RV) mientras JP era testigo y TM sostenía la puerta evitando que entre alguien o que pueda salir», contó.

La joven -hoy mayor- asegura que cuando reaccionó «estaba en estado de shock y como estaba desnuda» buscaron su ropa, «que estaba desparramada en la habitación oscura y llena de camas donde sucedió la violación».

«En ese momento -prosigue- el dueño de la casa echó a todo el mundo de la fiesta al grito de que no cuentan nada. Al volver a (Puerto) Madryn tuve un intento de suicidio, me encontraron mi mamá y mi papá y les conté lo que pasó, me llevaron al médico e hicieron el protocolo para la atención integral de la víctima de violencia sexual».

Según la información a la que accedió Télam, de todos los señalados cinco serán parte de la apertura de investigación: TM, LDV, LM, RV y EQ.

Se trata de apellidos muy conocidos de la sociedad chubutense, entre los que se cuentan familiares de un ex gobernador, un ex senador, empresarios e influyentes hombres de negocios.

Por eso «a partir de ese momento empezaron sus intentos de acallarme tanto a mi como a mis amistades (…). Tuve que irme con mi mamá a vivir a otra ciudad, como si hubiera sido responsable de la situación», expuso la joven.

Fuentes judiciales advirtieron que si no hay un pedido de detención comenzará a correr un plazo de seis meses para que se realice la investigación.

«De lo contrario nos vamos a oponer porque si piden prisión preventiva vamos a entrar a valorar prueba y eso ya es otro camino», indicó Gabalachis a Télam.

Se estima que la audiencia contará con algún tipo de cobertura policial en la oficina judicial ubicada en Don Bosco 141 de esta capital, a cargo de la doctora Ana Karina Breckle.

«El tema es asegurar que los pibes entren y salgan, y no va a ser una tarea fácil teniendo en cuenta que pueden haber manifestaciones de protesta», reconoció una fuente.

Fuente: ADN Sur