27 - marzo - 2019

Vecinos se agrupan para reclamar predios fiscales

Vecinos autoconvocados están gestando un movimiento para reclamar tierras fiscales al Municipio. Algunas de estas familias participaron en la toma del predio de la calle 25 de Mayo del lunes, que fue desalojado por Infantería.

Hoy conviven con otras familias del barrio Amaya que están tramitando la ocupación legal de otras tierras ubicadas cerca de ese predio. Hay casos de vecinos con necesidades extremas que ya fueron reubicados por el Municipio.
EL CHUBUT dialogó con familias que están delineando sus lotes con la ayuda del Municipio, y cuentan con un certificado de ocupación. Beatriz es una de las tantas vecinas que recibió un lote del Municipio antes de que sucedieran los intentos de ocupación. «Soy nacida y criada acá, jamás tuve un techo digno y jamás había agarrado un terreno. Vinieron (del municipio) a medir los terrenos y nos dan una provisoria, hicimos los papeles y voy a construir mi casita como pueda. No quiero que me den ladrillos ni cemento, me las voy a arreglar como pueda», comentó.

DESPUES DEL DESALOJO
Luciana es una joven madre que participó en la ocupación del lunes, y el Municipio pudo reubicarla mediante un acuerdo. Comentó que están armando un movimiento para reclamar tierras y relató algunos pormenores del desalojo. Explicó que son familias de trabajadores que no pueden costear los alquileres y se les hace muy difícil acceder a una vivienda. La idea es juntar fondos entre todos para empezar a construir sus viviendas, sin pedirle nada al Municipio. «Tomamos como decisión para salir adelante con la situación empezar a poner una mirada en el futuro y decidimos venir a tomar tierras acá. Armamos un movimiento de toma de tierras que viene desde hace años en Trelew y buscamos un predio donde ubicarnos. Estuvimos trabajando el domingo quemando basura y vino Infantería y nos levantó la toma», dijo.
Comentó Luciana que la mayoría de los vecinos se conocieron durante la toma del terreno y la idea es convivir con la gente del barrio. «Cuando nosotros estábamos allá los mismos vecinos nos decían ojalá que no los saquen porqe hay un colegio muy cerca, pasan cosas, no hay alumbrado, hay mucha basura, y es una buena oportunidad para ponerle otra cara a esto», relató.

Fuente: Diario ElChubut.