6 - septiembre - 2019

Varios miles de trabajadores se movilizaron en Esquel

El paro nacional del sector declarado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), en solidaridad y apoyo a los docentes de Chubut, tras el ataque que sufrieron manifestantes en Comodoro Rivadavia, cuando petroleros desalojaron la ruta de acceso a los yacimientos con golpes.

Ayer en Esquel tuvo un masivo acompañamiento de distintos gremios estatales, jubilados, los gremios SOEME y Camioneros y docentes de otros puntos de la región.

Más de 4.000 personas ganaron las calles de la ciudad, para repudiar la represión de la gente que responde a Jorge “Loma” Avila, a quien le adjudicaron la responsabilidad del ataque a docentes y auxiliares de la educación el miércoles a la madrugada en Comodoro Rivadavia.

La concentración principal fue en la Delegación Regional Oeste de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh), donde se sumaron estudiantes, otros sindicatos como ATE, SITRAVICh, SOEME, SITRAJUCh; docentes universitarios nucleados en ADU y Camioneros, entre otros, mientras las columnas de los trabajadores de la Salud y de otras dependencias, marchaban hacia la calle 25 de Mayo para desplazarse juntos.

La movilización llegó a Supervisión de Escuelas, para dejar su solidaridad con estudiantes que mantienen la ocupación del edificio desde el pasado martes, por una serie de demandas. El cierre fue en la obra social SEROS sobre avenida Fontana, donde se escucharon varios discursos, la mayoría de mujeres.

Natalia de los trabajadores viales, remarcó “la lucha para conseguir lo que es nuestro”, a la vez que enfatizó el repudio a lo ocurrido en Comodoro Rivadavia con la agresión violenta a mujeres, tal fue la dirección de todos los mensajes. Llamó a seguir fuertes ante el atropello, porque “la lucha es de todos”.

Mujeres de la Inter-gremial también se pronunciaron, con duro cuestionamiento a “Loma” Avila y pedido de explicaciones el Gobierno Provincial, por la falta de prestaciones de la obra social SEROS y el endeudamiento entre otros fuertes reclamos en medio de la crisis. Plantearon que el gobernador Mariano Arcioni, pida la renuncia a Avila a la Presidencia de Petrominera, y a Federico Massoni como ministro coordinador de Gabinete.

Cada alocución estuvo cargada de repudio hacia el dirigente petrolero Jorge “Loma” Avila, por considerarlo el mentor del ataque a los trabajadores en las rutas, y “por traidor”. Asimismo exigieron soluciones urgentes a la crisis, sin esperar diciembre como pretenden algunos. “Ahora, ya, necesitamos salud, educación, justicia, vivienda, Servicio de Protección de Derechos, presupuesto para la erradicación de la violencia de género”, recalcaron entre otros pedidos.

Susana Rizutto representó a los docentes universitarios, y pidió estar unidos para exigir al gobernador Mariano Arcioni resolver la situación, porque ha sido electo para eso en un proceso democrático. “No nos equivoquemos en pelearnos entre nosotros”, sugirió en pos de la unidad de los trabajadores.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel (SOEME)y Zona Oeste; también titular de la CGT Cordillera, Antonio Osorio, llamó a la comunidad a no mirar hacia otro lado, y tener empatía con quienes la están pasando mal.

Fuente: Diario Jornada