7 - noviembre - 2020

«Vamos a llevar adelante la epopeya de ponerle fin al virus con la vacuna»

El presidente Alberto Fernández confirmó este viernes que la zona metropolitana de Buenos Aires pasará a una etapa de distanciamiento social desde el próximo lunes y hasta el 29 de noviembre, en tanto que anunció que se pondrá al frente de la «epopeya de ponerle fin al virus con la vacuna».

En un mensaje grabado desde la Quinta de Olivos, el mandatario nacional aclaró que por el momento quedarán en etapa de «aislamiento» departamentos de diez provincias, donde aún se mantiene constante el nivel de casos.

Tras anunciar que la zona metropolitana entrará en etapa de distanciamiento social -tras ser la última que quedaba en ASPO-, advirtió que el problema con el coronavirus está «lejos» de resolverse e hizo un llamado a mantener las medidas de cuidado.

«Es un distanciamiento sanitario, lejos está de que el problema se haya resuelto y aquí acudo a la responsabilidad colectiva», subrayó Fernández, aunque aclaró que esta fase «básicamente es circular sin autorización».

A la vez, le dedicó buena parte del mensaje de 20 minutos a hablar de las vacunas, especialmente a la rusa Sputnik, tras dialogar más temprano con su par de ese país, Vladimir Putin.

«Será una suerte de gran comando, en el que estarán presentes el Ministerio de Salud, Defensa, Seguridad, del Interior, y vamos a ponernos en contacto con las 23 provincias y la Ciudad, con el propósito de organizar del mejor modo la vacunación de los argentinos», remarcó el jefe de Estado.

Y afirmó: «Vamos a llevar adelante la epopeya de ponerle fin al virus con la vacuna».

Aseguró que la vacuna rusa y el resto de las que se están gestionando con otros países le dan «una gran tranquilidad» en medio del «tormento» de la pandemia de COVID-19.

«Nos da una gran tranquilidad porque nos permite pensar que podemos contar con la vacuna prontamente», destacó el mandatario nacional.

«Son 10 millones de vacunas, o sea, 20 millones de dosis, y podríamos cubrir con las dos vacunas, la del día 1 y del día 21, a 10 millones de personas, si todo va bien, a partir de finales de diciembre. Esto nos exige un enorme esfuerzo, porque nos demanda toda una logística, en ese punto», detalló.

El Presidente resaltó que el país entró en «una nueva etapa» con la salida del AMBA del ASPO y subrayó que es tiempo de prepararse para la vacuna contra el COVID-19.

«Estamos transitando ahora una nueva etapa, le estamos prestando particular atención en zonas donde la situación no cede con facilidad. Necesitamos ahora empezar a prepararnos para la vacuna», agregó Fernández.

Tres vacunas viene en camino

El presidente Alberto Fernández detalló hoy que las vacunas contra el Covid-19 Sputnik V, AstraZeneca y Pfizer podrían llegar a la Argentina entre fines de diciembre y marzo, mientras que hay gestiones para conseguir también una de las producidas en China.

Tras la conversación que mantuvo con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, Fernández indicó que hay «posibilidad de contar con 10 millones de vacunas, es decir 20 millones de dosis» de Sputnik V, producida por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya, de ese país.

«Podríamos cubrir a 10 millones de personas, si todo va bien, a partir de finales de diciembre», anunció el Presidente respecto de la vacuna rusa, al tiempo que precisó que «no es la única» que el país va a recibir.

Al respecto señaló que existe «la posibilidad de vacunar a 750 mil personas con la de Pfizer, que en diciembre podría estar en Argentina» y «contar en marzo con la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford».

El jefe de Estado indicó que también se hizo «un acuerdo para buscar una de las vacunas chinas», entre las cuales se encuentran en desarrollo más avanzado la de Sinovac, Sinopharm y el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan.

«Lo que queremos es que los argentinos puedan contar lo más rápido posible y en la cantidad suficiente con la vacuna que nos permita terminar esta pandemia y recuperar la vida que ha sido alterada», subrayó Fernández.