19 - febrero - 2020

Una multitudinaria marcha reclamó justicia por el asesinato de Fernando

La mamá de Fernando habló en la marcha y pidió justicia por la muerte de su hijo. La mujer recordó que su hijo era una chico “bueno y decente” que soñaba con ser abogado. “Lo que le hicieron nos arruinó la vida a todos los que lo queremos”, dijo entre lágrimas.Una marcha multitudinaria en reclamo de justicia por el crimen a golpes del joven Fernando Báez Sosa. ocurrido en la ciudad balnearia de Villa Gesell hace un mes, comenzó a las 18.15 frente al Congreso de la Nación.

La novia y los amigos de Báez Sosa fueron los primeros en entrar al escenario y se sentaron en el piso con un cartel con la cara del joven asesinado colgando en su pecho, mientras sostenían otro que dice “Justicia por Fernando. Asesinado en Gesell. Vamos sin violencia”.

A las 18.33, varios miles de asistentes, comenzaron a cantar el Himno Nacional frente al escenario, donde cuelga una bandera gigante con la leyenda: “Dios te tiene en el cielo, nosotros en nuestros corazones”

Además, desde la organización repartieron panfletos con la cara de Fernando que la gente levantaba al grito de “Justicia, justicia”.

Los familiares y amigos prefirieron en el inicio del acto no hablar con la prensa y limitarse a lo que se diga en el escenario.

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso tenemos que decir basta de violencia, con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina”, dice el texto que escribieron los padres de Fernando para convocar a la marcha.

María, esposa de Martín Galarraga, que murió atropellado en 2018 por un conductor que iba alcoholizado, dijo: “Vine porque no quiero que haya más otro caso como el de Fernando. El problema es que esto fue la gota que rebalsó el vaso, no hay justicia y la gente está cansada. Pedimos justicia por todos”.

Muchos de los manifestantes sostienen banderas argentinas, carteles con la cara de Fernando y pancartas que dicen “Todos con Fernando, la sociedad exige justicia”.
Por el crimen están imputados diez jóvenes rugbiers, de los cuales ocho están como “coautores” de un “homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

FUENTE: EL CUARTO PODER.