26 - mayo - 2017

Una multitud celebró un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo

La ciudad celebró el 207º aniversario de la Revolución de Mayo con la ceremonia oficial encabezada por el Intendente Ricardo Sastre, el desfile cívico militar del que fueron parte más de 150 instituciones locales y una variada Feria de Platos en la plaza San Martín con más de 50 stands atendidos por estudiantes secundarios.

Durante el acto, el Jefe Comunal instó a imitar los actos de los héroes de la patria: “Aquellas rebeliones de tiempos lejanos nos tienen que llevar a nuevas rebeliones.Vamos a unir cada una de nuestras manos para seguir defendiendo lo que entendemos es patrimonio de nuestras vidas y a pelear todos juntos para que la idea de establecer una central nuclear en las puertas de nuestra casa naufrague por el peso del grito de nuestro pueblo, al que como responsables políticos e institucionales vamos a hacer cada vez más fuerte. Rechazar semejante aberración es también hacer una revolución”.
La celebración comenzó con el saludo del Intendente a los uniformados de la Agrupación Desfile 25 de Mayo, a cargo del Teniente de Navío Héctor Oscar Loza, de la Armada Argentina, y la posterior revista de tropas.

Las banderas de ceremonia pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad con asiento en la ciudad y la zona, establecimientos educativos, entidades de la sociedad civil y el público ubicado a lo largo de varias cuadras conformaron una postal que cada año engalana el centro de la ciudad. El acto contó también con la presencia de la viceintendenta Xenia Gabella, autoridades municipales, provinciales y nacionales, concejales y representantes de distintas instituciones locales.
El director del Coro Estable Municipal, Diego Lacunza, acompañó la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino. A continuación, el jefe de la Agrupación Desfile 25 de Mayo expresó las voces de “¡Viva la patria!”, que los presentes respondieron al unísono. 

Cada dia, una revolucion
Al inicio de su discurso, Ricardo Sastre expresó: “Aquel 25 de mayo de 1810 sólo queda lejos en el tiempo, aquella revolución cobra vida todos los días porque cambió la mirada del mundo hacia un nuevo país, cuyos hombres y mujeres reclamaban lo que les pertenecía. Aquella naciente revolución perduró en el tiempo porque, después de ese día histórico, la Argentina sintió varias veces los embates colonialistas, pero supo defenderse y sostener su derecho insoslayable de ser libre. Nos deben servir esos gestos para entender que todos los días son de revolución”.

Revolucion contra la central nuclear
“El Madryn del mañana debe ser el que soñamos, el que queremos, el que deseamos. Debe ser la ciudad de las grandes concreciones y eso solo se logra con trabajo, sacrificio, imaginación y audacia. Aquellas rebeliones de tiempos lejanos nos tienen que llevar a nuevas rebeliones. Abramos las puertas de una nueva ciudad grande en sus realizaciones y firme en sus decisiones. Vamos a unir cada una de nuestras manos para seguir defendiendo lo que entendemos es patrimonio de nuestras vidas como este ambiente sano, este aire puro, este mar que nos une de manera inquebrantable con una naturaleza que nos colocó en uno de los mejores lugares del planeta”.

En relación con lo anterior, el Intendente destacó: “Vamos a pelear todos juntos para que la idea de establecer una central nuclear en las puertas de nuestra casa naufrague por el peso del grito de nuestro pueblo, al que como responsables políticos e institucionales vamos a hacer cada vez más fuerte. Rechazar semejante aberración es también hacer una revolución porque será la que defienda nuestras vidas, las de nuestros hijos y nietos y el de todas las generaciones que vendrán a este lugar parta intentar cumplir con sus sueños”.

Por último, aseveró: “Nos espera esta lucha y, tal vez, muchas otras más. Vamos a dar todas y cada una de ellas defendiendo lo que como pueblo de paz nos merecemos. Estoy convencido de que con nuestros actos construimos, habitamos los pueblos y la historia. Es nuestra idiosincrasia. Mujeres y hombres de una inmensa generosidad, de una espontánea solidaridad y una grandeza que nos hace nobles como pueblo y de la que estoy inmensamente orgulloso”.

A continuación, más de un centenar de personas, reunidas en cuatro puntos de la calle Belgrano, bailaron “El cielito del campo” y “El sol del 25”. Quienes deleitaron al público con sus coreografías fueron los integrantes de los ballets Amuré, Amor y Danza, Antulen, Chay Manta – Compañía de Danza, Amigos del sur y Esperanza esencia del alma (CERELADI).