17 - julio - 2020

Una marca hallada en la cara de Fernando fue provocada por una zapatilla de Thomsen

Una de las huellas de zapatilla que tenía en el rostro Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes de puño y patadas frente a un boliche de Villa Gesell el 18 de enero último, corresponde a la zapatilla del rugbier detenido Máximo Thomsen, informaron hoy fuentes judiciales.De acuerdo al resultado de las pericias scopométricas realizadas en el laboratorio de la Policía Federal Argentina de Mar del Plata, una de las dos improntas detectadas en el rostro del joven asesinado corresponde a una zapatilla «Cyclone», que a su vez coincide con las huellas de pie tomadas al rugbier Thomsen, detallaron los voceros.

FUENTE: DIARIO JORNADA.