25 - junio - 2019

Un grupo de vecinos se quejó en la puerta de Servicoop #BajameLaLuz

Eran de diferentes barrios de Puerto Madryn y protestaron porque se quedaron sin luz. Pidieron respuestas al Consejo de Administración de la entidad.

Por varios minutos reclamaron en las puertas de la cooperativa, en tanto que dentro un grupo de vecinos se reunió con el vicepresidente, a cargo de la presidencia, Leslie Roberts y otros consejeros. Acordaron gestionar una reunión con los representantes del municipio para intentar una solución.

Ezequiel, vocero, dijo que “somos varios barrios, el San Miguel, 27 de Octubre, Progreso, San Miguel, Presidente Perón, entre otros que estamos reclamando por la luz”. Por el temporal “se cortó el sistema de luz, no fueron a arreglarla por órdenes que tuvieron de no hacerlo. Los mismos vecinos tuvimos que subirnos a conectarla y nos tratan de ladrones”.

Precisó que el grupo de manifestantes “no nos negamos a pagar un medidor público; queremos tener nuestros derechos al acceso a la luz. Tuvimos manzanas que estuvieron entre 5 días sin luz y no dejaban que salieran las camionetas de Servicoop”.

La vecina Karem Barroso, residente del barrio Perón, dijo que las explicaciones del Consejo no la conformaron. “No tenemos respuestas, lo único que nos dijeron es ir a hablar con el municipio porque nos dicen que es culpa de ellos”.

Pidió que le desobstruyan las cloacas porque se rebalsan a la vía pública con los riesgos sanitarios.

“No quiero que vaya todos los días sino una vez a la semana para poder desagotarlo”, dijo. Hay 4 manzanas afectadas por el tema cloacal. Y 10 manzanas reclaman un medidor comunitario.

La vecina se molestó porque Roberts les pidió que lo acompañen en la reunión con el municipio. “Él es alguien importante y no tiene que pedirnos eso. Dice que las obras están a cargo del municipio y que no las hace, entonces andá y peleá pero no nos metas a nosotros porque estamos afectados totalmente”.

Mostró bronca con las explicaciones del vicepresidente de Servicoop. “A los irregulares no nos corresponde una ayuda. No es justo; hablamos del medidor comunitario y nos dice que no hay fondos para sustentarlo. Se le pedirá al municipio, ojalá se concrete porque todos los vecinos estamos dispuestos a pagar”.

Por su parte, Roberts reveló que en la reunión “explicamos que las obras no son responsabilidad de Servicoop sino de Nación, Provincia y municipio”. El próximo encuentro será con la Secretaría de Obras Públicas “para ver las obras previstas para estos lugares y buscar una solución intermedia como colocar medidores eléctricos sociales. La cooperativa podría vender la solución técnica y el municipio hacer una pequeña inversión”.

Los vecinos se quejaron por los transformadores que salen de servicio y quedan sin reparar pese a los reclamos de los socios. Roberts explicó que “los que están en terrenos que hoy no tienen infraestructura, están diseñados para la gente asociada a ese transformador. Cuando hay un montón de gente irregular que se conecta a ese transformador estallan y entramos en conflicto. Ahí tenemos reclamos cruzados”.

Fuentre: Diario Jornada