12 - diciembre - 2019

Un “corderazo” en el Paralelo 42° para visibilizar la realidad de los productores cordilleranos

Un grupo de pequeños productores ovinos de la región andina y la meseta mostrará corderos este sábado, desde las 10, sobre la ruta nacional 40, a la altura del Paralelo 42° de une las provincias del Chubut y Río Negro.

Reclamando el acompañamiento gubernamental para poder comercializar la carne a precios populares, atendiendo además la demanda previa a las fiestas de fin de año.

Según explicó ayer el dirigente de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Juan Pablo Acosta, de El Hoyo, “la idea es visibilizar nuestro reclamo y solicitar políticas públicas para estructurar una cadena corta de comercialización entre los productores y las familias de la Comarca Andina para obtener un mejor precio y que los consumidores puedan acceder a carne fresca a costos populares, en una época en que la crisis está pegando muy fuerte”.

En medio, aseveró que “hay cuestiones burocráticas a superar, sumado a la falta de infraestructura y un espacio de colocación para los corderos y chivitos de la zona, muy demandados a esta altura del año por las fiestas navideñas.

Agregó que “todo el andiamaje administrativo es enorme, le queda muy grande a las organizaciones, más la falta de ayuda y aporte del Estado para acompañar dichos procesos”.

En concreto, indicó que “estamos pidiendo el apoyo en logística y un lugar donde se puede exponer y vender en cada pueblo. Para poder llegar al público en estos días, necesitamos un camión frigorífico para el transporte de los animales faenados y que nos facilite estar en los puntos de distribución elegidos, que deben ser sectores populares, aquellos que hace rato dejaron de ir a la carnicería”, graficó.

“Hoy hay stock suficiente en los campos y chacras de la región, aptos para abastecer la demanda. Si esta propuesta es aceptada por la dirigencia y la podemos comenzar a estructurar, se puede armar un andiamaje productivo donde se puedan sumar otras categorías, como capones, e incluso bovinos, como para que sea sostenible durante todo el año”, remarcó.

Tras recordar que en los valles cordilleranos “se produce casi de todo, desde verduras y frutas orgánicas, hasta apicultura y todo tipo de animales de granja”, Acosta adelantó que “es un camino que ya comenzamos a explorar, en esta región somos nueve organizaciones –200 familias entre la estepa y la cordillera-, entre asociaciones y cooperativas, con mucha diversidad de producción, que nos impulsa a lanzar estos proyectos de políticas públicas, que incluso pueden ser tomados a nivel provincial”.

El referente indicó que la U.T.T. “está en todos el país, somos 17 mil familias organizadas en 16 provincias y abarcamos distintos rubros en cadenas productivas, donde es fuerte la horticultura. Ahora también comienzan a sonar las producciones ovina y apícola”, valoró.

Por su parte, Pablo Nahuelquir, referente del Grupo de Venta en Conjunto de Lana de Cushamen, dijo que “hoy muchos productores somos excluidos por la cadena de comercialización. Los pequeños crianceros de ovejas pueden vender la lana, pero los corderos son retenidos, sin posibilidad de venderlos como carne. En algunas zonas, SENASA entorpece el traslado de animales; además la región no cuenta con la logística e infraestructura adecuada. Es decir, no hay un circuito de comercialización acorde a la necesidad del pequeño productor ni para el consumo local”.

“Es por eso que con el corderazo queremos plantear propuestas concretas para solucionar este problema, que hace desaparecer a los productores”, insistió.

Desde la U.T.T. puntualizaron que “en el contexto de crisis alimentaria que atravesamos, el acceso al consumo de carne se ha convertido en un lujo y solo es accesible para algunas pocas familias.La producción de carnes es además una importante fuente de trabajo, con amplia tradición en la región patagónica, que permite el arraigo de las familias productoras a la ruralidad”.

“Con medidas al alcance de los gobiernos provinciales del Chubut y Rio Negro, con la simplificación de trámites administrativos y comerciales; la construcción de espacios de comercialización de la agricultura familiar y el apoyo en logística y distribución, las familias productoras percibirán un mejor precio por kilo de carne y las familias vecinas accederán a un alimento esencial a precio popular. Una propuesta concreta y realizable para contribuir a construir una Argentina sin hambre”, concluyeron.

Entre otras organizaciones, integran la Unión de Trabajadores de la Tierra en la región la Cooperativa de Trabajo Puerto Patriada (El Hoyo); la Asociación Apícola de la Comarca (Epuyén); el Grupo de Venta de Lana en Conjunto (Cushamen); la Cooperativa Peñi Mapuche (Ñorquincó); la Cooperativa Chacay Mamil (Gobernador Costa); Huerta Comunitaria (Trevelin); Asociación de Productores “Trabajando Juntos” (Costa del Lepa); Grupo de Hilanderas “Rescatando Cultura” (Gualjaina) y la Asociación de Productores de Río Lepa.

FUENTE: DIARIO JORNADA.