5 - octubre - 2018

Un ciudadano coreano irá a juicio por tentativa de femicidio

La Jueza Stella Eizmendi resolvió que H.D.J., el ciudadano coreano que había bajado 14 kilos porque no le gustaba la comida que le daban en la comisaría, continúe detenido en prisión preventiva y vaya a juicio oral y público por “intento de femicidio” de su ex pareja.

La fiscal del caso, María Alejandra Hernández, presentó la acusación acompañada de los querellantes Fabián Gabalachis y Rafael Saliva. A través de su defensor, Oscar Romero, el detenido, acompañado de un traductor, decidió no declarar pero pidió que no le saquen fotografías.
En su momento, había obtenido arresto domiciliario al sostener que tenía problemas de salud vinculados a las viandas que le entregaban en la comisaría y porque no se podía comunicar con los policías.

UN HECHO MUY VIOLENTO
El hecho del que se lo acusa ocurrió el 17 de febrero último en el barrio Solana de Puerto Madryn, cuando el imputado, según la acusación, se presentó vestido con ropa oscura y guantes de cuero negro en el domicilio de su ex pareja y luego la empujó hacia el interior haciéndola caer en el piso. Luego, según la Fiscalía, comenzó a pegarle a la mujer en forma desmedida, agarrándola de la cabeza en reiteradas veces y golpeándola contra el piso, tras lo cual la arrastró de los pelos hacia la cocina y el baño mientras intentaba ahorcarla con sus manos. Ante los gritos de auxilio y al estar la puerta abierta, un vecino observó a la mujer bañada en sangre e intentando huir de su domicilio mientras el hombre la sostenía de un tobillo. Finalmente, el vecino la ayudó, llamó a la Policía y el agresor quedó detenido.
Al poco tiempo, su defensor particular, Oscar Romero, planteó a la jueza que la vianda que se le entregaba no era el tipo de comida que él consumía habitualmente, lo que lo llevó a no ingerir alimentos y bajar 14 kilos.

Fuente: El Chubut