12 - diciembre - 2019

Trelew: Juró Maderna y pidió a los concejales por la obra de la Central de Cargas

El intendente reclamó a los concejales que aprueben el millonario proyecto de la Central de Cargas, que se trata hoy junto con el contrato de la Cooperativa Eléctrica.

En un discurso de media hora el intendente Adrián Maderna asumió su segundo mandato reclamando que el nuevo Concejo Deliberante apruebe hoy la multimillonaria inversión en dólares para construir una Central de Cargas en Trelew. Advirtió que si la oposición no aporta votos el grupo empresario se instalará en Bahía Blanca. También pidió por la concesión a 10 años y la actualización de tarifa para la Cooperativa Eléctrica ya que “tenemos que cuidar nuestras instituciones”.

El Salón San David lució repleto para la sesión especial. La mitad más cercana al escenario, con invitados especiales; el resto, la eufórica militancia política y gremial con las banderas tradicionales, al ritmo de la música de los parlantes. Quedó gente afuera y se instaló una pantalla gigante sobre San Martín.

El intendente no leyó su mensaje. Ni tomó del vaso de agua del atril. Juró por “la familia, la militancia, los que ya no están y la doctrina peronista”. Antes, la Orquesta Infanto Juvenil del barrio INTA tocó el Himno Nacional y se proyectó un video de gestión.

“Con todo respeto pido que se apruebe el proyecto de la Central y el expediente de la Cooperativa”, dijo ante la mirada de los 10 concejales. Y deslizó que la Central “es uno de esas iniciativas que hace 40 años que Trelew discute y es un proyecto de la gente, no de Maderna; si se nos van esos primeros 10 millones de dólares después nos va a costar que venga alguien”. La comparó con la jerarquización de la Laguna Chiquichano, el nuevo Hospital de Alta Complejidad y la nueva Terminal de Ómnibus.

Sobre la Cooperativa, subrayó el riesgo de quedarse sin servicios públicos ni posibilidad de negociar el lunes con CAMMESA. “No me hacen un favor a mí sino que ayudan a la gente, no hay que dar la oportunidad a muchos vivos”, graficó.

Adelantó que la otra semana se anunciará un proyecto millonario para un Polo Turístico. “Nadie me obligó a ser intendente, me eligieron. Hay que terminar con la doble moral de discutir un tema sí y un tema no, no hay que esquivar las discusiones”, les sugirió a los ediles. “Queremos convertir a la ciudad en un polo logístico de servicios como soñamos desde los 70, sumando profesionales y oxigenando el gabinete, sin cometer el error de improvisar”.

Admitió el alto índice de desocupación pero explicó: “Para eso estamos, para generar condiciones de empleo. Gastamos $ 30 millones en subsidios, becas y planes pero la gente quiere trabajo y dignidad. No me da vergüenza decir que hay hogares donde falta un plato de comida y ahí fueron claves los movimientos sociales”.

Maderna ratificó que su proyecto político llega hasta 2030 porque “no es propiedad de nadie” y “quizás de quienes están acá salga el próximo intendente o intendenta”. Aseguró que la gestión de Mauricio Macri “destruyó la canasta familiar y es un momento durísimo”. Pero que con Alberto Fernández lo que Trelew pedirá en Capital Federal “no será una promoción industrial, sino competitividad y valor agregado para el Parque Industrial”.

“Nunca critiqué gestiones anteriores, sólo hice apreciaciones subjetivas y pido disculpas si tuve cruces mediáticos personales, hay que crecer sin agravios ni personalismos; no tengamos miedo de juntarnos”, apuntó, para pedir “comunión” de todos los sectores. “También aclaro que los puestos políticos son momentáneos, no son planta permanente”. Agradeció a los gremios municipales por su “sentido común” para las paritarias. “No es fácil bancarla todos los días, cuando hay plata es fácil dar aumento pero ahora hay que dar la cara”.

Dijo que el nuevo organigrama sumará a los pueblos originarios y a los veteranos de Malvinas. Y aseguró que “tenemos las puertas abiertas” a cualquier inversión pero “la prioridad son los empresarios locales, que hicieron un esfuerzo absoluto toda su vida”.

Maderna reivindicó las gestiones municipales de Jorge Pitiot y Máximo Pérez Catán, ambos presentes. Hubo muchos aplausos. Y ante las miradas de Raquel Di Perna y Pablo, recordó a Mario Das Neves: “En 2014 nos dio la chance de presentarnos cuando prácticamente casi no teníamos chances”. Hubo una ovación.

Antes de abrazarse con decenas de militantes le pidió a su gabinete: “Hay que salir a comerse la cancha, desde el arquero hasta el que mete los goles”.

Sastre y “la chiquita”

El vicegobernador Ricardo Sastre también le pidió a la oposición de Trelew que apruebe la Central de Cargas: “Un Concejo no puede estar discutiendo si la aprueba o no, hay que tener sentido común, la gente nos vota para dar respuesta, la elección terminó y hay que generar laburo”.

“Los concejales deben discutir cosas en serio, no pueden estar discutiendo si se hace o no; en una ciudad con un índice de desocupación tan importante no podemos estar discutiendo una acción de gobierno que va a generar tantos puestos y beneficia a todas las ciudades”.

“Muchachos, nos conocemos todos, los trelewenses tienen que saber muy bien lo que hace cada uno. La campaña terminó, ahora hay que trabajar, no entremos en la chiquita y discutamos cosas serias e importantes”.

FUENTE: DIARIO JORNADA.