9 - agosto - 2019

Trelew: hay 36 presos en huelga de hambre porque no les cambian los colchones y no tienen clases

La medida de fuerza en el Centro de Detención provincial comenzó el lunes.

En Trelew, 36 internos de dos pabellones del Centro de Detención provincial se encuentran con medidas de fuerza en reclamo de mejores condiciones edilicias, de una mayor celeridad en la atención de salud y el recambio de los colchones que existen tanto en las celdas como en la sala de visita conyugal.

La medida de fuerza de los presos de esa unidad carcelaria ubicada en la vera de la ruta nacional 3 entre Trelew y Puerto Madryn se traduce en una huelga de hambre, al negarse los alimentos sólidos que les provee el Estado provincial, en este caso y que comenzara el lunes pasado.

A ello, se le suma el reclamo por la suspensión de clases del taller de formación profesional de Auxiliar Electricista, aunque el mismo no se está dictando porque el docente destinado a dar clases se encuentra adherido al paro que desde los gremios estatales chubutenses están efectuando por estos días.

Así fue reconocido ayer por el director de Políticas Penitenciarias de la Provincia, José Chávez en una entrevista realizada en el programa A Tiempo de Cadena Tiempo.

En ese sentido, Chávez admitió ante la emisora que 18 internos del pabellón 1 Par y otros 18 del pabellón 2 Impar se encuentran con medidas de fuerza desde el lunes próximo pasado.

Recambio total

“Se fue a una audiencia de Hábeas Corpus y el juez Gustavo Castro rechazó las medidas de los reclusos porque observó que no todos los colchones estaban rotos”. No obstante dijo: “Ya se produjo el recambio de algunos”. Empero, los presos “persisten en que el recambio sea total porque ya pasaron dos años con los mismos colchones, más allá de que el juez entendió que no había un parámetro objetivo y que los colchones no estaban rotos, sino que estaban usados”.

“También –agregó Chávez- solicitaron el recambio del colchón para la sala de reunión conyugal, mal llamada visita íntima, y en donde ya se dio una solución. A ello, se le suma el pedido por el aula móvil de Auxiliar de Electricista, donde el docente está adherido al paro provincial y ellos (los presos) temen por la continuidad del taller”.

El funcionario sostuvo que “personalmente hablé con los referentes de los dos pabellones ante la abstinencia de recibir alimentos sólidos que les provee el Estado, lo que no significa que no coman a través de los que le proveen las visitas. A raíz de todo esto, me comprometí a gestionar las cuestiones que de a poco se van solucionando, porque hay diálogo entre las partes”, aseveró.

Con respecto a los reclamos de estas 36 personas, Chávez informó que “tienen que ver con la concurrencia de los defensores penales que los asisten y la manera de articular sus demandas, aunque la doctora Gómez Lozano ya los visitó”.

“También el mejoramiento de la infraestructura edilicia con la electricidad y la calefacción y también en cuestiones de salud, solicitando una guardia permanente de Enfermería y médica durante las 24 horas y una mayor celeridad en la atención en temas específicos y no depender de los tiempos ni de la logística de la salud pública, tanto en los centros periféricos como de los hospitales públicos, donde hay una gran demora”.

Fuente: Diario Jornada