10 - mayo - 2019

Trelew: detuvieron a tres delincuentes por golpear y amenazar a una anciana

El hecho ocurrió en Barrio Alberdi y uno de los capturados es el «Ojón» Béjar, con un largo historial de asaltos violentos y una condena por homicidio.

Franco Nicolás “Ojón” Béjar, y otros dos sujetos fueron detenidos durante la noche del jueves después de asaltar a una anciana en el barrio Alberdi de Trelew.

Bejar, de 38 años, junto a Roberto Andrés González (27) y Gastón Emanuel Zabala (22) ingresaron pasadas las 22 horas en un inmueble ubicado en Moreno al 480 de Trelew y aprovechando la oscuridad, rompieron la puerta trasera de la vivienda y golpearon a la propietaria, una mujer de 77 años de edad y tras amenazarla de muerte la encerraron en un baño.

Los tres delincuentes robaron elementos, entre los que se cuentan alrededor de $ 2.000 y también moneda extranjera, una cartera, dos celulares y joyas, dándose fuga por el mismo lugar de ingreso y por los techos de las viviendas lindantes.

Al tomar conocimiento personal policial inició el rastrillaje con personal de la Unidad Regional, el área operaciones y la sección infantería, de manera que se logró cercar la totalidad de la manzana y se encontró en diversos sectores la totalidad de los elementos denunciados como así también prendas de vestir que los autores del atraco fueron dejando en su huida.

Unos 30 minutos después del hecho, dos efectivos de la seccional primera logran ubicar a los autores del atraco, que se habían ocultado en la parte alta del edificio donde actualmente funcionan consultorios externos de salud mental y el PROSATE.

Un delincuente de temer

El historial de hechos delictivos en los que habría participado el “Ojón” Bejar tiene cerca de dos décadas, sin embargo su nombre tomó notoriedad pública en el año 2003, con el asesinato de la joven Nadia Paz Castello.

El cuerpo de la joven apareció en el Río Chubut, con un disparo de arma de fuego en la cabeza y por ese crimen Bejar fue condenado el 29 de noviembre de 2004. Dos años después salió en libertad condicional, pese a la gravedad del hecho.

En el año 2008 fue condenado por un tribunal en Puerto Madryn, después de protagonizar un violento asalto a una familia de esa ciudad, pero al cumplir la mitad de la condena, en el 2012 comenzó a tener salidas laborales autorizadas, las cuales incumplió.

La condena en Puerto Madryn fue por robo doblemente agravado por ser cometido en poblado y en banda y con lesiones graves. Este delincuente junto a otras personas interceptaron a dos mujeres cuando llegaban de visita a una casa y tras reducirlas ingresaron al domicilio y asaltaron a los propietarios de la vivienda. Una de las víctimas, Roberto Pereiro, sufrió graves lesiones por la golpiza recibida aquella tarde del 28 de julio de 2007

En el año 2015, ya con 33 años, Bejar fue condenado a tres años y ocho meses de prisión, más la declaración de reincidencia, por el delito de portación de arma de guerra. El hecho por el que se lo juzgó había ocurrido tres años antes, justamente cuando se encontraba con salidas laborales por su condena de robo agravado en Puerto Madryn y fue encontrado a bordo de un automóvil y en su poder tenía un arma calibre 9 milímetros y un cargador con quince cartuchos.

Su captura derivó en aquel momento en un suceso curioso, ya que la inadecuada comunicación de una resolución judicial permitió que el sujeto evadiera la justicia por varios días.

Béjar se escapó de la Justicia aprovechando un error del propio sistema. Luego de ser detenido con el arma en su poder estando bajo el beneficio de una de sus salidas transitorias, el juez le dictaminara dos meses de prisión preventiva. Sin embargo, al penal nunca llegó la notificación y al día siguiente le permitieron salir como de costumbre. El interno no regresó, aunque pocos días después fue capturado.

Fuente: Diario Jornada.