27 - agosto - 2020

Trelew: Detienen a un ladrón luego de un violento asalto, pero un juez lo libera

Tres delincuentes entraron a una casa y asaltaron violentamente a un matrimonio con dos criaturas para robarles dinero y pertenencias ayer a la madrugada en unos de los barrios del oeste de Trelew, y a los minutos la Policía apresó a uno de ellos, pero horas después, un juez lo liberó, pese a que cuando lo detuvieron “saltó” que tenía pedido de captura, un escapando de la Justicia.

Lo peligroso para la familia a la que asaltó es que vive muy cerca de ellos y ahora va a andar libre por el barrio, aunque tenga una prohibición de acercamiento que -como ya ha ocurrido en otros casos- es muy probable que no cumpla.
El ladrón, de 19 años, había sido apresado al ser señalado por el dueño de casa como uno de los que le había entrado a robar, cuando pasó cerca de su domicilio al momento en que la Policía todavía estaba interviniendo en el lugar.

El hecho ocurrió este miércoles a la madrugada en barrio Inta y las víctimas fueron un matrimonio y dos hijos, uno de 4 años y un bebé de meses. Ellos se encontraban durmiendo cuando tres delincuentes irrumpieron en el domicilio abriendo la puerta de acceso a patadas, para robarles tres billeteras con documentación, una cartera y 7.000 pesos.

Uno de los ladrones, el que le arrojó una silla a la dueña de casa cuando empezó a gritar; fue el que la Policía capturó minutos después del robo y el que recuperó la libertad tras la audiencia de control de detención llevada a cabo ayer mismo, a la mañana, en la Oficina Judicial de Trelew.

El maleante, después de haber participado del asalto, pasó caminando por el frente de la vivienda, quizás como una señal de provocación e impunidad hacia sus víctimas. Ahí fue cuando el propietario del lugar lo señaló identificándolo con nombre y apellido posibilitando que fuera atrapado por la Policía e imputado del cargo de robo agravado.
Después, las mismas autoridades descubrirían que tenía pedido de detención en otra causa judicial, dicen, por un hecho casi similar del que había participado tiempo atrás. El violento robo -en el que las víctimas no vieron armas- sucedió alrededor de la 1.30 de la madrugada en un inmueble familiar situado entre las calles Cholila y Dolavon.

Fuente: El Chubut