22 - septiembre - 2017

Trasladaron al COSE al menor que apuñaló a dos jóvenes en la vía pública

La Unidad Regional de Policía de Puerto Madryn confirmó la detención de un menor de edad por apuñalar el domingo a dos jóvenes en la vía pública. El menor en cuestión tiene 17 años, aparentemente no sería “conocido” dentro del ambiente policial y fue enviado al Centro de Orientación Socio Educativo (COSE), ubicado a la vera de la Ruta Nacional 3.
Desde la Policía afirmaron que, en el allanamiento realizado el pasado miércoles por la noche en un domicilio de Santiago del Estero al 900, donde se demoró al individuo, se secuestró “un aparato celular que puede estar o no vinculado a la causa”, elemento que se suma al arma blanca incautada durante la requisa realizada en la camioneta Renault Kangoo, la cual fue peritada y que, según testimonios, habrían utilizado los agresores (entre 8 y 10) para huir del lugar tras perpetrar el ataque.
Ambas víctimas, Yoel Barria y un joven identificado con el nombre de “Juan”, evolucionan favorablemente y se espera que, en los próximos días, puedan aportar datos que permitan encaminar la investigación y dar con el paradero del resto de los agresores.
Por otra parte, en horas de la noche del miércoles, un nuevo enfrentamiento entre varias personas tuvo lugar en las inmediaciones del mismo local céntrico, donde personal de Infantería debió interceder para evitar que el episodio “pase a mayores”; en este sentido, no hubo que lamentar heridos y, según fuentes policiales, los efectivos lograron dispersar a quienes alteraban el orden público.

Santiago del Estero al 900

Al respecto, el titular de la Unidad Regional Puerto Madryn, Ricardo Cerca, se refirió a la detención del menor y contó que “como consecuencia de ese hecho lamentable, ocurrido el pasado domingo, donde dos personas terminaron hospitalizadas, una de ellas con heridas que pusieron en riesgo su vida y, por suerte, hoy está evolucionando favorablemente, tras las investigaciones que llevó adelante el Ministerio Público Fiscal con el trabajo de campo realizado con la División Investigaciones, se pudo individualizar a una persona de 17 años de edad, quien podría ser la presunta autora de las lesiones que sufrieran estas dos víctimas y, como consecuencia de ello, se llegó el miércoles a un domicilio de Santiago del Estero al 900, lugar donde se procedió a la demora del sujeto, en averiguación de este episodio”.
El joven de 17 años “ha quedado a disposición de la Justicia, ha sido trasladado al COSE y, seguramente, deberá concurrir a la Justicia a los fines legales y respectivos”, añadió.
Consultado sobre las hipótesis del ataque y los motivos que el presunto agresor y quienes lo acompañaban podrían haber tenido para llevar a cabo el brutal ataque, el jefe policial manifestó que “obviamente, ello debe estar determinado en el expediente, pero no tenemos los detalles sino las generalidades de lo que se va realizando” y, en relación al menor detenido y lo que se sabe hasta el momento de él, aclaró que “tenemos poca información al respecto y, atento a la calidad de menor, ello estará dentro del expediente, después, seguramente, las autoridades judiciales podrán ampliar al respecto”.

Otras personas involucradas

Sobre si el individuo es conocido en el ambiente delictivo o posee antecedentes policiales, Cerda sostuvo que “no me han pasado esa información, así que lo desconozco”.
En cuanto al resto de las personas y si las mismas han sido identificadas al momento, teniendo en cuenta que el ataque habría sido perpetrado por “8 a 10” sujetos y al momento hay un detenido, el titular de la Unidad Regional aclaró que “todas esas cuestiones son motivo de investigación, por mi parte puedo hablar respecto de las consecuencias que expresan a través de los reportados, en este caso, la orden de allanamiento; seguramente, de acuerdo a la información que se manejó desde un primer momento, los datos arrojados dan cuenta de la participación de varias personas”.
Sin embargo, “después, cuando se avanza en las investigaciones, va identificando personas y sobre estas va individualizando responsabilidades; de ahí en más, seguramente, tanto la División Investigaciones como el Ministerio Público Fiscal, determinaron de que las mayores responsabilidades pueden, de acuerdo a los elementos obtenidos, recaer sobre alguien en particular, y es así que se expresa esta diligencia, con la demora, en este caso, de un menor”.

Incautaron un cuchillo y un celular

En el allanamiento secuestraron, entre otros elementos, un teléfono que pertenecería al presunto autor del ataque; concretamente, la Policía incautó “un aparato celular que puede estar o no vinculado a la causa, pero, obviamente, habiendo una persona individualizada como presunta autora, los elementos que crea la Justicia que pueden servir para irse ampliando la investigación, son secuestrados; en este caso, el elemento en cuestión”, según mencionó el Comisario Mayor.
Sobre el cuchillo que habrían utilizado para apuñalar a Yoel Barria y a su compañero, precisó que “hay un arma blanca secuestrada en oportunidad en la que se hizo la requisa del vehículo en el que, presuntamente, se movilizaban estos jóvenes”.

Nuevamente hubo disturbios

Otro episodio de violencia tuvo lugar en las inmediaciones de la zona céntrica de Puerto Madryn, a pocos metros de donde tuvo lugar el ataque del cual resultaron heridos los dos jóvenes el pasado fin de semana; el hecho ocurrió entre el miércoles por la noche y el jueves por la madrugada: “Sobre la calle 9 de Julio, casi llegando a Marcos A. Zar, donde un grupo de personas, aparentemente con insultos verbales, empujones e intentos de agresiones mutuas, debió participar de esa situación la sección de Infantería, despejando el lugar sin mayores consecuencias, por cuanto no hubo personas demoradas y, tras ello, todo el grupo que estaba alterando el orden se retiró”, indicó el Comisario Mayor.
Distintas versiones hacían referencia a que se habrían disparado balas de goma para dispersar a los participantes de la gresca, aclaró que “por parte del personal, no se me ha informado ningún tipo de intervención de esa naturaleza; simplemente, que hubo incidentes que ameritaron la intervención de la Guardia de Infantería, pero no así que hubiera sido necesario utilizar armas”.

Enfrentamientos frecuentes

Consultado sobre el estado de las personas que se trenzaron en la pelea y si las mismas podría haber estado bajo los efectos del alcohol o de alguna sustancia, manifestó que “para hablar en ese sentido, debemos proceder a la demora y hacer los tests respectivos; que había alteración del orden, la había, por cuanto había insultos entre sí y algunos empujones, pero, de acuerdo a la información que me ha llegado, no pasó a mayores y, ante la presencia policial, se empezaron a dispersar y pudieron retirarse sin más incidentes”.
Sobre la frecuencia con la que tienen lugar episodios tales a la salida del local céntrico ubicado sobre dicha calle, el titular de la Unidad Regional explicó que “suelen ocurrir; no es que sean repetitivos cada vez que hay un evento en ese lugar, pero sí hay oportunidades en el que algunos grupos salen; aparentemente, se encuentran dentro del local, no mantienen allí las diferencias pero se ve que hay algún tipo de situaciones que quieren dirimir una vez que acceden a la vía pública, donde participamos nosotros y, en muchas oportunidades, con la sola presencia empiezan a circular y se evitan esos enfrentamientos”.