28 - marzo - 2019

Trabajadores de La Hoya se oponen a la adjudicación directa del centro invernal

Se trata de los empleados responsables de la parte operativa. Reclaman que no fueron invitados a la presentación del proyecto de Vía Bariloche. “Seguimos con incertidumbre”.

Los trabajadores del Centro de Actividades de Montaña La Hoya, que se encargan de la parte operativa cada temporada, aún no saben si seguirán en el cerro o los derivarán a otras reparticiones provinciales tras el avance de la adjudicación directa que haría la Provincia a una empresa privada.

El vocero del grupo, Rubén Álvarez, comentó que no fueron invitados a la presentación del proyecto de Vía Bariloche -la empresa que opera el cerro Catedral a través de la filial Capsa-, a pesar de que les interesaba estar. “Por lo que sabemos, según manifestó el vocero del grupo empresario, esperan definir la situación con el Gobierno para recién hablar con nosotros. Seguimos con una incertidumbre cada vez mayor”.

Gestionaron una reunión con el ministro coordinador, Marcial Paz, y nadie los convocó. Remarcó que con las autoridades de Corfo hace meses que no tienen comunicación. “El presidente de la repartición (Sixto Bermejo) vino la semana pasada para reunirse con la Cámara de Comercio, subió al cerro para observar trabajos de limpieza de Vialidad y ni siquiera se bajó de la camioneta para saludarnos. Es una falta total de voluntad de diálogo con nosotros”, dijo Álvarez.

Sobre la adjudicación directa que dispondría el Estado a la empresa interesada en gestionar el CAM, Álvarez dudó de que puedan reconstruir la confitería en breve tiempo antes del inicio de las actividades –obra a cargo de Peña Construcciones-, dado que el clima es un condicionante. “Tal vez tienen hecho un estudio para ejecutar rápido la obra, pero primero hay que ver si lo que dicen que van a realizar es verdad”.

Para el vocero de los operarios de La Hoya, la posibilidad de desempeñarse en la temporada 2019 del esquí en la montaña se va diluyendo en función del proceso de adjudicación a los privados. “A esto ya le habíamos puesto nombre y apellido nosotros; sabíamos que no estábamos en los planes, y por eso queríamos reunirnos con las autoridades de Corfo. Sabíamos que este proceso terminaría desprolijo como terminó, por la suma de cosas mal hechas”.

Está pendiente una reunión con Bermejo para que les informe qué piensan hacer con ellos. Pero lamentó que a la fecha no hay posibilidad de diálogo ni con el Gobierno ni con la empresa.

El trabajador advirtió que se están obviando pasos legales, y desde el inicio hubo aspectos mal encarados, como incluir en el pliego como propiedad de Corfo instalaciones que pertenecen al Ejército, que ahora reclama, como un refugio utilizado como taller de La Hoya. También refirió al apoyo incondicional de cámaras locales a la privatización del cerro, y expresó que “hubo un destrato hacia nosotros”.

Fuente: Diario Jornada.