28 - septiembre - 2018

Torrejón y su reflexión en el Día Internacional del Turismo

Antonio Torrejón, madrynense de nacimiento, hoy asesor de la Secretaría de Turismo de la Nación, ha expresado sobre esta actividad que “la historia de la institucionalización del turismo en la Argentina no puede definirse desde una sola mirada. Por lo tanto fue necesario que, en primer lugar, el Estado pudiera delimitar geográficamente nuestro territorio y luego otorgarle un marco legal a una actividad que -de manera tácita- ya comenzaba a esbozar y sugerir lo que hoy conocemos como oferta turística nacional. 
En ese sentido las figuras del Perito Moreno y luego de Ezequiel Bustillo, cobraban especial relevancia en la creación de los Parques Nacionales como instituciones naturales in situ que -mediante su existencia- consolidaban los límites. Este proceso llevaría décadas y, dentro de este contexto, nacerían los principales destinos de playa, sierras y montañas. El rol que jugaron en los comienzos del 1900 el Touring Club y luego el Automóvil Club Argentino, aceleraron el desarrollo de la actividad.

TURISMO
El Turismo es una actividad conocida en sí misma porque en nuestra cultura está arraigada, es decir, es algo ineludible, son las vacaciones, los viajes con fines de ocio y la recreación. Por eso es importante recordar y definir a partir de qué momento se comienza a estructurar la estrategia de institucionalizar a la actividad y comprenderla como una política de Estado. A lo largo de la historia el organismo nacional de turismo pasó por diversos estatus, al tiempo que dependió de distintos ministerios según el momento político y el contexto de la época. 
No obstante, podemos tomar algunas fechas como fundacionales en la institucionalización de la actividad. Asimismo, debemos tener en cuenta el carácter preservacionista y de consolidación de la soberanía que albergaban los espíritus de hombres como el Perito Moreno y Ezequiel Bustillo. 
Así, en 1934 se crea la Dirección de Parques Nacionales dentro del Ministerio de Agricultura. Sin embargo en lo que hace a turismo propiamente dicho, recién el 11 de julio de 1942 nace la Dirección Nacional de Turismo, de la mano de Claudio P. Mejía. que tenía a su cargo la organización y fomento del turismo, termalismo y climatismo dentro del territorio argentino. 
Por el sector privado acompañaban el Automóvil Club Argentino y el Touring Club Argentino. Justamente, a partir del nacimiento de la Dirección Nacional de Turismo es que concluye el camino de jerarquización iniciado por Bustillo años atrás, al comprender que Parques Nacionales no podía cumplir los objetivos y etapas requeridas en la real estrategia territorial del país, sin que acompañara el turismo y movilizara hasta la financiación necesaria para poner en valor y acompañar un área protegida. 
En la década del 60 tuve la oportunidad de conocer a Ezequiel Bustillo, justo cuando yo estaba trabajando en la Ley provincial del Turismo de Chubut, y me aconsejó no dejar de estar cerca de los Parques para ayudar a financiarlos.
En el gobierno de Arturo Frondizi, en 1958, se sanciona la primera Ley Nacional de Turismo, que considera a la actividad en forma integral. En 1961 se determinaron las zonas turísticas del país y se clasificaron los lugares y centros de consideración, categorías de los hoteles y homologación de tarifas. 
A finales de los 90, la convicción de funcionamiento asociado llevó a que Hernán Lombardi integrara Parques Nacionales con Turismo. De esta forma siguió hacia adelante hasta finales de 2004, cuando se sanciona la Ley Nacional de Turismo Nº 25.997, que define al turismo como actividad socioeconómica esencial para el desarrollo del país.
En 2010 se crea el Ministerio de Turismo de la Nación, que comprendía a Parques y creaba el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), entre otras figuras. A partir del 11 de diciembre de 2015 la Administración de Parques Nacionales -como órgano descentralizado- fue transferida al flamante Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Fuente: El Chubut