20 - agosto - 2018

«Todos los gobernadores estamos enojados porque se toman medidas inconsultas», afirmó Arcioni

El gobernador Mariano Arcioni aseguró ayer que los mandatarios provinciales están «enojados» porque el Ejecutivo Nacional toma «medidas inconsultas» de las que se enteran «por el Boletín Oficial».

Consideró asimismo que «el pacto fiscal no fue un error» y sostuvo que va a colaborar «en todo lo que se pueda», pero advirtió que no va a «permitir que se avasallen todos los derechos adquiridos».
«Todos los gobernadores estamos enojados porque se toman medidas inconsultas que nos enteramos por el Boletín Oficial», sostuvo Arcioni en diálogo con Radio 10.
Para el mandatario chubutense, la eliminación del Fondo Federal Solidario que recibían por la exportación de soja «es otro revés, sobre todo para la Patagonia».

PRESENTACION JUDICIAL
«Esto tiene un impacto tremendo. Vamos a estar presentando esta semana una medida judicial contra estas medidas que están tomando y que nos quitan derechos adquiridos», adelantó.
Arcioni sostuvo que «hace dos años» que están «siendo castigados» y que la canasta básica en su provincia «es de 42 mil pesos». 
«Chubut es el motor energético del país y no tenemos la retribución por lo que aportamos», cuestionó.

CAUSA DE LOS CUADERNOS
Por otra parte, el gobernador Arcioni se refirió a la causa por los cuadernos sobre supuestas coimas en la obra pública y aclaró que él es «muy respetuoso de la Justicia» y que la política debería ejercerse «con humildad, con transparencia, sin hipocresía».
«Hoy tenemos muchas armas para poder demostrar que hay que hacer política con los valores que corresponde y que todo esto tiene que acabar, que la gente no va a acompañar esas formar de hacer política», manifestó. En este sentido, resaltó que «hay algunos partidos pequeños y provinciales que se financian con total transparencia».

«Lo que uno, si analiza políticamente es que el peronismo está atomizado y no es bueno para ningún partido político. Esta causa de los cuadernos perjudica directamente al kirchnerismo. Me parece que el PJ va a apuntar a una unidad por afuera de lo que es el kirchnerismo. No beneficia ni perjudica al Gobierno», opinó.

Dicen que la furia de Arcioni…
…en la semana que pasó era más que importante. El Gobernador «volaba» de enojo. Sobre todo, porque esperaban contar con la presencia y el voto de Viviana Navarro, la legisladora que responde al kirchnerista-cristinista Carlos Linares.

Pero parece que a los funcionarios de Hacienda se les escapó «antes» un pago de 20 millones de pesos a Linares, cuarta cuota de la ayuda a Comodoro por las inundaciones, por lo que a Viviana Navarro el «apuro» por ir a la comisión se le pasó enseguida. «No sé de dónde sacaron que se paga antes de bajar a votar», comentó un legislador del oficialismo, hábil en los vericuetos que ofrece la política.
Como sea, el Gobierno provincial apeló al DNU, y ahora podrá ejecutarlo durante 30 días esperando que el Gobierno nacional no le haga descuentos. La semana pasada, ya le descontaron 60 millones de pesos de coparticipación. 

En Fontana 50 no se andan con advertencias pequeñas. Dijeron por todas partes que por culpa de la negativa de la oposición a apoyar el refinanciamiento, ahora estaría en peligro el pago del tercer tramo de sueldos del mes pasado, que deben hacerse efectivos en estos días. «Son 500 millones de pesos con los que no vamos a contar», dicen en el Gobierno.

No hay aquí muchas cuestiones de principios que discutir. Arcioni aspiraba a reducir de tres «escalones» a dos el pago de sueldos desde el mes que viene. Tiene a su favor algo de viento de cola por el mejor precio del petróleo y un aumento sensible en regalías, y en producción petrolera, tanto como mejor dinero de coparticipación luego del trabajoso acuerdo fiscal con los otros gobernadores y el Gobierno nacional. Otra vez, es política.

«Todos en la Legislatura se sienten que pueden ser el próximo gobierno. Entonces… ¿Por qué van a permitir que Arcioni le pase dos tercios de la deuda al próximo gobernador? No le van a dar ni un peso para que pueda hacer política. Esto es así…», razonó uno de los legisladores de mayor experiencia.
De todos modos, ahora hay un mes para negociar.