22 - mayo - 2019

Todos libres: los imputados no podrán entrar a Rawson

La jueza Moreno imputó a los 13 detenidos y les impuso una restricción de un mes para ingresar a la capital.

Quedaron en libertad los 13 integrantes de las cooperativas de trabajo detenidos el lunes por causar destrozos en Casa de Gobierno en Rawson, durante una protesta. La jueza Mirta Moreno les prohibió ingresar al ejido de Rawson por el lapso de un mes y abrió la investigación por atentado a la autoridad y daño agravados, lesiones leves y resistencia a la autoridad.

El fiscal Osvaldo Heiber imputó a Eliana Ventolila, Desideria Quintulipe, Miguel Maliqueo, Hermenilda Maliqueo, Pablo Noc, Ricardo Guzmán, María de los Ángeles Maliqueo, Paola Fernández, Juan Agüero, Cristian Pereira, Enrique Miranda, Alan Huichulef y Rubén Márquez. Los cargos incluyen lesiones a once policías y daño agravado a un bien de uso público. Para siete de ellos (Pereira, Miguel Maliqueo, Juan Agüero, María Maliqueo, Ventolila, Quintulipe y Hermelinda Maliqueo) se suma resistencia a la autoridad. A esta última también la acusan de lesiones culposas agravadas por manejar el Chevrolet Corsa que atropelló al joven ciclista de 16 años, mientras huían de la Policía.

Según el fiscal, los manifestantes pertenecen a “Cooperativas Chubutenses en Acción, Cooperativa 28 de agosto, Cooperativa de Trabajadores Unidos de Trelew y Cooperativa de Trabajo La nueva Generación”.

El defensor Damián D’Antonio aseguró que el fiscal no determinó con claridad qué hizo cada persona detenidas en el lugar. Esgrimió que sus defendidos también fueron lesionados por la Policía. “Son ciudadanos de los más vulnerables que reclamaban un contrato de trabajo”, dijo.

También pidió que se investigue el inicio de los hechos porque, según sus defendidos, fue la Policía la que agredió a las personas encadenadas en el interior del edifico con gas pimienta. Advirtió que las propias las autoridades policiales dijeron que la fuerza no tiene permitido el uso de este gas ni se proveyó a los efectivos del mismo. Para el abogado, sus defendidos “estaban repeliendo una acción”.

En contrario, el fiscal argumentó que la Policía resguardando la seguridad pública cuando el grupo de manifestantes comenzaron en forma intempestiva a arrojar piedras y escombros contra Casa de Gobierno y al personal policial, y encendió cubiertas. Además en los vehículos secuestrados de los manifestantes se observan piedras y cubiertas por lo que a su entender, mostraría la intención y premeditación de los hechos.

En su resolución la jueza Moreno hizo lugar a la imputación y calificó los hechos como “gravísimos” aunque denegó el pedido de prisión preventiva al entender que la posible condena esperada por este delito no sería de cumplimiento efectivo.

Además rechazó los argumentos esgrimidos por el fiscal porque no pudo justificar la posibilidad de influencia de los imputados en los testigos. Marcó también que Heiber habló de testigos y de una rueda de personas a realizar pero no aportó más precisiones ni el tiempo para realizarlo, por lo que consideró “poco serio” el planteo del fiscal.

A los manifestantes les dijo que ella no va a permitir “que el reclamo social justifique la agresión” y que “todo lo roto y destruido en Casa de Gobierno lo vamos a pagar todos, los que estuvieron y los que no. Todos pagamos los platos rotos”.

Según el parte de prensa de Fiscalía, se requisará el Chevrolet Corsa en el que intentaban huir cinco manifestantes y una camioneta Fiat Fiorino en la que se presume guardaban piedras y escombros para arrojar a Policía, además de cubiertas para encender.

“Los imputados viven en general en barrios periféricos o asentamientos ilegales de Trelew”, concluye.

Fuente: Diario Jornada