27 - noviembre - 2017

Suman nuevo equipamiento a la búsqueda del ARA San Juan

A 12 días del último reporte no hay señales de la ubicación del submarino desaparecido. Se incorporan tres nuevos sumergibles remotos. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó hoy que «lamentablemente» sigue sin ser detectado el submarino ARA San Juan y confirmó que esta tarde se sumará a la búsqueda tres sumergible remotos, dos de origen ruso y un tercero estadounidense.

«Con todo este despliegue, lamentablemente no hemos tenido todavía una detección o localización del submarino», señaló el portavoz en una nueva rueda de prensa que ofreció en el Edificio Libertad sobre el San Juan, desaparecido en el Mar Argentino hace 12 días.

Consultado sobre versiones que circulan en redes sociales, el portavoz naval subrayó que «ningún indicio» indica que «haya habido un ataque exterior al submarino ARA San Juan».

Reiteró, en cambio, que se registró una explosión y dijo que el organismo con sede en Viena que la detectó informó que fue leve comparada con una explosión nuclear.

Además, descartó que esa explosión o implosión pueda haber sido causada por armamento propio, ya que el San Juan «no tenía torpedos de combate».
Balbi reiteró que el miércoles 15 de noviembre el comandante del San Juan informó, en su última comunicación, que «un ingreso de agua por el snorkel» había causado «un principio de incendio» en una bandeja del sector de baterías, tras lo cual el submarino seguía navegando.

Amarre demorado

Por otra parte la corbeta Robinson de la Armada argentina está demorando su acceso a Comodoro Rivadavia por los vientos que soplan en la zona.

Este buque tiene previsto transportar a la zona de rescate del ARA San Juan dos de los tres contenedores rusos que hace tres días llegaron a Comodoro Rivadavia a bordo del avión ruso Antonov, que ya retornó a su base.

Marcelo Venter explicó que la «corbeta mide 91,2 metros de eslora y, por su extensión se dificultan las maniobras de acceso ya que ingresa por sus propios medios» al puerto.


La corbeta está a la espera de que aminoren los vientos, hecho que se estima que suceda en horas del mediodía. Entre el material que transportará la corbeta se incluye un equipo robot chico operado por dos especialistas rusos.

El resto del equipo ruso transportado por el Antonov se montará en el ARA Islas Malvinas que se estima que llegue a Comodoro en no menos de dos o tres días.

El Islas Malvinas llega navegando desde Ushuaia, adonde se detuvo ayer a cargar combustible y agua proveniente de un ejercicio militar conjunto entre Argentina y Chile, y se estima que llegue a Comodoro «no antes del martes»,  dijo José Dicarli, jefe de la Armada en esa ciudad fueguina.

En el Islas Malvinas se transportará a la zona de búsqueda y rescate el vehículo sumergible teledirigido ruso Pantera Plus, con una capacidad de inmersión de hasta 1.000 metros de profundidad.

Fuentes del Ejército locales -que pidieron no ser identificadas- explicaron a Télam que los materiales bajados del avión ruso Antonov están bajo custodia militar hasta que reciban la orden de trasladarlos al puerto que se indique.

Respecto a la navegación del Sophie Siem, que partió ayer a la tarde a la zona de rescate, ni las autoridades locales de la Marina y de la Oficina de Operaciones del puerto aportaron información al respecto.