4 - noviembre - 2020

Sin respuestas del gobierno, jubilado se encadenó en las oficinas de Seros

“Mis convicciones son muy fuertes y me duele en el alma tener que exponerme y estar a expensas de mis hijos para que me den una moneda cuando yo trabajé toda una vida” afirmó el jubilado Rubén Ferreira, que durante la mañana del miércoles permaneció encadenado en las puertas de Seros.

La desazón, impotencia y la imposibilidad de tener el dinero para vivir llevaron a este jubilado del Banco del Chubut a tener que realizar está acción. “El estado me tiene que dar para que pueda vivir porque para eso trabaje durante 37 años” expresó el hombre, quien no dudó en afirmar que “la situación es angustiante y agobiante porque tengo que acudir a mis hijos para que me ayuden para salir de esto”.

En diálogo con la prensa, Ferreira lamentó la postura asumida por el gobierno y las autoridades provinciales que acrecientan el mal humor y la desazón en los pasivos y activos.“Hay un silencio total por parte del estado provincial y donde nos tiene ninguneados con falsas promesas pero  llevamos más de tres meses sin cobrar. Uno puede tolerar uno o dos meses más el aguinaldo pero no tres meses. Esto se les fue de la mano” sentenció el jubilado.