5 - mayo - 2019

Sin presupuesto y con cuentas embargadas, la Compañía de Riego afronta otro invierno difícil

Según detalló Contreras, el estado provincial adeuda a la compañía unos $12 millones del año 2018, mientras que el presupuesto total para este año es de 24 millones de pesos.

La situación no es nueva, pero no deja de ser preocupante. El organismo que se encarga de la limpieza y acondicionamiento de más de 350 kilómetros de canales de río en el Valle Inferior del Río Chubut no recibe fondos del estado desde mediados del año pasado y si bien ha logrado llegar hasta esta fecha con el aporte de los regantes, no tendría los fondos suficientes para encarar la campaña de invierno 2019.

Al igual que en temporadas anteriores, no se han concretado los aportes por parte del gobierno provincial hasta la fecha e incluso el embargo de las cuentas por parte de la AFIP imposibilita mover los fondos que aportan los regantes en concepto de canon por el uso de agua.

“Otro año difícil”

Adrián Contreras, gerente de la Compañía de Riego, reconoció ayer a Jornada que afrontan “otro año difícil, igual o más duro que los anteriores” y que ya se iniciaron las acciones para que el estado provincial baje los fondos que adeuda a esa institución, para garantizar la campaña invernal, especialmente la contratación de las cuadrillas que hacen la limpieza manual de los canales.

La semana pasada –entre el 1 y 2 de mayo- se cerró el paso del agua hacia los canales en las compuertas de Boca Toma y de esa manera se inició el periodo en el cual los canales de riego se limpian y acondicionan para la próxima temporada.

La Compañía de Riego tiene a su cargo la tarea de limpieza en los canales denominados primarios, secundarios y terciarios, los que conforman una red de 354 kilómetros kilómetros en total, donde en una primera etapa se realiza un trabajo “grueso” con máquinas, mientras que en julio se inicia la tarea de las cuadrillas. Se trata del momento más importante de la campaña invernal, y es cuando unas 60 personas concretan un repaso metro por metro de los canales.

Canales comuneros

Por otra parte, durante esta etapa, los propios regantes deben realizar la limpieza de los denominados “canales comuneros”, de menor inversión y en los cuales cada productor deber limpiar su parte.

El trabajo de limpieza desde 28 de Julio hasta Rawson permite hacer más efectivo el uso del agua y asegurar a los productores de la zona la provisión para la época de riego.

“Ya estamos alistando las máquinas para empezar la limpieza, pero en realidad estamos peor o en todo caso igual que el año pasado; sin fondos todavía para iniciar la etapa de limpieza manual que es metro a metro” dijo ayer Contreras y aseguró que los últimos fondos que recibieron del estado provincial fueron seis millones de pesos que se aportaron en agosto del año 2018.

En ese sentido recordó que el presupuesto de la Compañía de Riego se divide en dos partes. Por un lado el aporte de los regantes a través del canon que pagan por el uso de agua para el riego de sus hectáreas bajo producción y por otra parte un aporte idéntico que realiza la provincia.

El canon

“El pago del canon este año viene bastante bien de parte de los chacareros, se han acercado y están aportando” dijo el gerente de la institución, quien explicó que aproximadamente un 25% de los productores paga la totalidad del año por adelantado, una parte similar lo hace al día y otra cuarta parte abona durante el año, en tanto que el resto se constituye de regantes que por lo general son morosos y algunos incluso ya están con reclamo judicial. También explicó que la temporada de riego “fue excelente, no tuvimos problemas de falta de agua y todos pudieron regar”, lo que en su visión se debe al trabajo que se pudo hacer el año pasado, incluso cuando también hubo retrasos en el inicio de las tareas de limpieza.

El invierno pasado la Compañía de Riego afrontaba el embargo de sus cuentas por una deuda que mantenía con la AFIP a raíz de la falta de fondos provinciales y la consecuencia escasez de recursos para hacer frente a esa situación.

Fondos derivados

La provincia derivó fondos a los municipios de 28 de Julio, Dolavon y Gaiman, y fueron estos los que ejecutaron las obras, mientras que por la emergencia económica se levantó el embargo en las cuentas.

Sin embargo, y pese a haberse extendido la emergencia económica comercial, después del 31 de diciembre de 2018 otra vez la AFIP ha embargado las cuentas de la Compañía de Riego y se hacen gestiones para destrabar esa situación, con el fin de poder percibir los aportes que debe enviar provincia y también garantizar el ingreso de los pagos de los regantes.

Según detalló Contreras, el estado provincial adeuda a la compañía unos $12 millones del año 2018, mientras que el aporte total de parte de la provincia para este año es de 24 millones de pesos, sobre un presupuesto total de unos 60 millones en el presupuesto de la compañia.

Las gestiones actualmente están direccionadas a lograr que el estado empiece a girar los fondos que adeuda y por otra parte liberar las cuentas, para garantizar el operativo de limpieza invernal.

Fuente: Diario Jornada.