17 - septiembre - 2019

Sin clases, crecen las consultas por depresión y otros trastornos en niños

Dos pediatras elevaron una nota al municipio en la que explican las consecuencias de la crisis escolar en los alumnos.

El jefe de Pediatría del Hospital Zonal Esquel, Alfredo Pérez Maldonado, firmó junto a la presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría Filial Esquel, Mirta Moreschi, una nota al intendente Sergio Ongarato, planteando que luego de dos meses sin dictado de clases “hemos empezado a percibir un aumento de las consultas pediátricas, asociadas a trastornos clínicos vinculados con ausencia de clases” tanto en el nosocomio como en el ámbito privado.

Advierten los profesionales que la prolongada crisis escolar, genera en los chicos patologías como angustia, depresión, dolor torácico, cefaleas, dolor abdominal, obesidad, accidentes y traumatismos domésticos, exceso de pantallas, etcétera.

En “El Observador”, de FM Tiempo Esquel, Pérez Maldonado explicó que por esta situación, Pediatría detecta disfunciones y conflictos intrafamiliares, poca tolerancia, desidia y enojo, producto del cambio de la dinámica familiar. El pediatra enfatizó: “Responsabilizamos plenamente al Estado por no cumplir su rol de empleador, y la solución es abonar los salarios del personal docente y no docente, y que los chicos puedan ir a clase. Debería ser una cuestión de Estado”.

Agregó que no es una crisis más de un sector puntual sino “es una cuestión de Estado que los chicos sean vulnerados en sus derechos”. Y sostuvo que “es un tema recurrente en nuestros consultorios”, en virtud de que la pregunta es cómo va la escuela, y se comienzan a detectar síntomas y enfermedades vinculadas con el no asistir a clase. “La escuela les da una identidad a los chicos, y es como un adulto que sufre depresión y otras situaciones cuando se queda sin trabajo”.

Recalcó que en la guardia del nosocomio en el último tiempo atendieron niños con quemaduras, golpes y otros accidentes domésticos derivados de que los padres trabajan y quedan solos en la casa.

Pérez Maldonado explicó que si bien no hay mucha literatura escrita sobre el impacto en la salud de los chicos, cuando se presenta una crisis educacional muy prolongada, se conocen publicaciones sobre la incidencia en los docentes. Por eso Pediatría del HZE está haciendo un diagnóstico de situación y solicitando a quienes deben resolver la problemática, que lo hagan “pronto, porque no es poca cosa lo que está pasando”.

Le llevaron la nota al intendente Ongarato. “Como autoridad política de Esquel debía saber la situación de los chicos, y se comprometió a llevar la discusión a todos los ámbitos, e instar a que a la brevedad haya una solución al conflicto de la educación”.

El propio jefe comunal en conferencia de prensa manifestó que “es importante que esta situación tome estado público, para instar al Gobierno y los sindicatos a que se sienten en una mesa y que lleguen a una solución, para que nuestros chicos vuelvan a las aulas. Ya no hablamos sólo de una cuestión académica, sino con una cuestión que tiene que ver con la salud de los chicos”.

Añadió el arquitecto que los chicos merecen que los adultos se sienten en una misma mesa, y lleguen a una solución para que vuelvan a clase, porque el conflicto se prolonga y afecta a lo académico y a la salud de los alumnos, que se asocian a esta situación de crisis.

Hizo un llamado a quienes tienen la solución en sus manos a que se sienten a dialogar, porque “esto ya es una urgencia. Que encuentren una solución para que los chicos regresen a las aulas”.

Fuente: Diario Jornada