14 - diciembre - 2016

Si hay despidos, los petroleros pasarán la Navidad acampando en la Plaza de Mayo

El Sindicato de Petroleros Privados anunció el inicio de un plan de lucha que incluirá la Carpa Negra en Capital Federal, si es que no llegan respuestas desde la Casa Rosada. “No queremos subsidios sino trabajo y dignidad”. Encendidos discursos contra el presidente Macri. Todos pidieron unidad.

Con la presencia de más de 2.500 personas se realizó en Comodoro Rivadavia el acto convocado por el Sindicato de los Petroleros Privados. El factor común de los discursos fue la unidad para defender los empleos de la región, evitar la desocupación masiva y el debacle económico de la cuenca del Golfo San Jorge y de la provincia.

El multitudinario evento coincidió con la fecha del descubrimiento del petróleo en Argentina, el 13 de diciembre de 1907. La masa se concentró en el cruce de las rutas 3 y 26. Y al acto lo cerró el secretario general de Petroleros, Jorge Ávila, quien en un encendido discurso advirtió la posibilidad de instalar una Carpa Negra en Plaza de Mayo para que el Gobierno nacional escuche el reclamo. Destacó el apoyo político de Provincia, de la Municipalidad y de los vecinos.

El primer discurso fue del diputado provincial del Frente para la Victoria, Carlos Gómez. Insistió con que el presidente Mauricio Macri empuja a “estallido social”. Gómez también es secretario adjunto electo del gremio. “Estamos todos de pie para defender a la Cuenca y el mensaje para Macri es claro: no vamos a permitir que la Patagonia sea la zona de sacrificio. El Gobierno Nacional está atacando por todos los medios”.

El secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos, José Lludgar, también criticó a Nación y aseguró que desde los dos gremios de Chubut y Santa Cruz “jamás hemos entregado a nadie”.

“Las palabras están de más. Se piensan que los únicos afectados por la crisis van a ser los petroleros de Chubut”. Recordó la situación de Neuquén, que sumo el último tiempo 1.500 despidos: “Es un momento de reflexión y debemos cuidar a nuestra gente”. En su agradecimiento sumó a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, como parte de quienes se “sumaron al reclamo”.

El vicegobernador Mariano Arcioni habló en representación del Gobierno provincial y pese a no estar previsto, se dirigió a la multitud aclarando en una primera instancia “ser portador de un abrazo fraterno del gobernador Mario Das Neves”.

Destacó las gestiones de Provincia y municipio con los gremios por “el trabajo desde principio de año en pos de buscar soluciones a esta situación crítica”. Pidió que los trabajadores “no se sientan solos, tienen todo el apoyo del gobierno provincial, municipal y de los directivos de los sindicatos”.

“Independientemente del color político, tenemos el apoyo de referentes nacionales como Sergio Massa que no dudó en recibir a Ávila y Llugdar y que dijo que Chubut tiene 40 diputados más para reclamar. Quiero pedir a todos que sigan unidos porque es la única manera”.

Arcioni pidió a todos los trabajadores que “tengan una esperanza de que seguramente se va a revertir la situación” y los felicitó “por mantener la paz social”. Finalmente advirtió que “se nos está acabando la paciencia”.

El intendente de Comodoro, Carlos Linares, adelantó que “el próximo acto en defensa de los puestos de trabajo del sector petrolero nos encontrará a todos juntos en la Plaza de Mayo”.

“Es momento de dejar de lado las diferencias entre los gobiernos, tanto provincial y municipal; es un orgullo estar nuevamente con Ávila, Lludgar y Arcioni”.

Linares sostuvo que “otra vez demostramos que estamos juntos en la lucha, y hay que mandar un mensaje claro al Gobierno Nacional. La próxima reunión la vamos a tener en la plaza de Mayo”.

“Queda claro que Comodoro es unido, hay sindicatos unidos, y tenemos que defender la Cuenca. Debemos acompañar a nuestros secretarios generales, ellos son los pilares. La misma unidad se debe dar tanto la parte sindical, política y la gente. Estamos todos involucrados y nos van a encontrar siempre al lado”.

“Esta pelea no es de un solo sector, sino de todos los comodorenses y nos van a encontrar de pie en defensa de la economía regional. Porque si el petróleo tiene problemas, toda la región tiene problemas. Así que vamos a seguir defendiendo a ultranza este derecho porque 2017 no va a ser un año fácil”.

El jefe comunal sostuvo que “esta protesta frente a las políticas de achicamiento del gobierno nacional, hay que llevarla directamente donde está la fuente de decisión que es Buenos Aires. Si los funcionarios nacionales no entienden que hay problemas y que hay una crisis enorme que puede originar una masa de despidos muy grave, hay que hacer un gran mensaje y llevar a la gente allá donde se toman las decisiones”.

“Esta distancia que nos separa hace que no nos escuchen pero llegó la hora de tener que hacer la próxima reunión en la Plaza de Mayo. Las diferencias están a 1.800 kilómetros de distancia pero vamos a acompañar a los líderes sindicales en esta lucha. Hoy veo mujeres; familias enteras, vecinalistas y ciudadanos que están reunidos, y eso, es bueno para todos” acotó

Cerrando el acto el secretario general, el “Loma” Ávila, se dirigió a la multitud y advirtió: “No se van a llevar 1.600 puestos de trabajo, porque de esta manera se quieren llevar nuestra ciudad”. Remarcó que “si quieren una Patagonia Rebelde la van a tener. Si no se sientan a arreglar el problema, esto cada día será más grande y sino el 24 de diciembre nos encontrarán en Capital Federal en protesta”.

Dijo que los dirigentes sindicales no van a caer en la trampa. “Vamos a defender los puestos de trabajo, porque somos los trabajadores los que construimos esta ciudad y toda la provincia. Le vamos a demostrar que no tenemos miedo. Hoy van a ver un Comodoro de pie con toda una ciudad que nos respalda”.

Ávila aseguró que “llegó el momento de decir basta de amenaza, vamos a ir a defendernos. Esta provincia no se va a entregar y va a resistir tal como lo hicieron las generaciones pasadas”. El líder sindical dijo que “es la única manera de cuidar un futuro para nuestros hijos. Peleando y defendiendo cada puesto de trabajo, seas petrolero, camionero, trabajador de la construcción o de cualquier actividad. No podemos permitir que nos transformen en una ciudad de desocupados”.

“Vamos a poner a consideración de todos los trabajadores la instalación de una carpa negra en Capital Federal. No nos tenemos que sentir mal porque estamos unidos. Nosotros queremos trabajo, no queremos ver más desocupados. Hay que cuidar la industria como trabajadores por eso desde hoy comienza un plan de lucha”.

En otro tramo de su encendido discurso interrumpido varias veces por aplausos, dijo que “somos una ciudad de trabajo y compromiso. Hace un año que venimos peleando, diciéndole a Nación que queremos ser parte de la Argentina. No estamos pidiendo subsidios. Vamos a hacernos escuchar pero hay que ser inteligentes. No les vamos a entregar nada de lo que tenemos. Vamos a pelear cada puesto. Para eso somos petroleros”.

Dijo que es necesario de la conciencia de todos. “Hay que exigirles a nuestros senadores nacionales que se comprometan con la causa. No nos sirve que vengan acá y cacareen”.

Agregó que “esta pelea la tenemos que ganar entre todos. Si no estamos todos, no lo vamos a lograr. Los puestos de trabajo se defienden trabajando. No queremos trabajadores en la casa ni subsidiados”

“Si los telegramas llegan el frente de conflicto se trasladará a Capital Federal. Esa es la imagen para el presidente Macri. Él debe entender que no es verdad que estamos en contra del Gobierno. Lo único que queremos es trabajo y dignidad”.

Ávila remató que “esta lucha del trabajador petrolero no empezó hoy, sino hace un año. No vamos a caer en la trampa esa que dice que son mejores que los otros. No nos vamos a dejar asustar, vamos a ir con el Comodoro que nos respalda. Llegó el momento porque la paciencia tiene un límite, basta de amenazas así que vamos a ir a defendernos. Si quieren eso que lo hagan, ya dijimos que vamos a defendernos. Esta provincia no será entregada”.

Fuente: Diario Jornada.