21 - abril - 2019

Servicoop: Álvarez pidió “política de subsidios”

El presidente de la cooperativa planteó que los socios no pueden afrontar un ajuste de tarifas. Cammesa reclama el pago de facturas impagas y aguardan presentaciones judiciales que podrían implicar embargos sobre las cuentas de la entidad.

Las autoridades de Servicoop aguardan con preocupación el devenir de las presentaciones judiciales realizadas por Cammesa, que reclama el pago de la deuda por facturas impagas. “Estamos esperando que salga una ley de emergencia de los servicios públicos que nos permitiría llegar a presentar algún amparo”, dijo Hernán Álvarez, presidente del consejo de administración, quien reconoció que actualmente “estamos con la espada de Damocles sobre la cabeza esperando si llega o no algún tipo de acción, en base al juicio iniciado por Cammesa”. En esta línea de pensamiento, la máxima autoridad de la cooperativa planteó la necesidad que el Estado avance en una política de subsidio para Servicoop para evitar que el socio tenga que afrontar el pago de los reajustes tarifarios.

Desde la conducción de la cooperativa analizan que la primera medida que se podría tomar en su contra sería el embargo de las cuentas aunque se trata de una especulación por el comportamiento que la justicia ha tenido en otros casos.

Álvarez remarcó que “por ahora no hay y si pudiéramos presentar el amparo antes que esas medidas sucedan sería ideal” aunque para logar ello “debemos tener la ley aprobada por la Legislatura. Si eso saliera sería un paliativo a la situación actual”.

Déficit del 30 por ciento

La realidad preocupa porque la crisis económica afecta las finanzas de Servicoop que tiene un déficit que –oscila- el 30 por ciento. “Estamos en una situación muy comprometida” reconoció el presidente de la cooperativa, quien explicó que “si recibiéramos algún tipo de restricción, a partir de un embargo, la cuestión se pondría mucho más difícil”.

La ecuación económica para la prestadora de los servicios básicos de Puerto Madryn sigue arrojando una balanza desfavorable porque “los ingresos se mantuvieron estables en los últimos dos años y los egresos han aumentado sustancialmente” puntualizando que la suba principal se dio en “la factura de Cammesa” producto “de la locura del gobierno nacional”.

A ello se suma la negociación paritaria, la devaluación del peso frente al dólar que provocó el incremento de los insumos básicos para poder garantizar la normal prestación de los servicios. Álvarez dijo que “las finanzas son cada vez más flacas y el panorama está muy complicado” detallando que desde su perspectiva “el atraso en las tarifas no puede ser absorbido por la gente que está muy mal. Aspiramos a que se vaya a un formato como en el transporte público donde el estado subsidia el 85 por ciento. Creo que sería justo que se si hay algunos servicios que se subsidian, el Estado subsidie al resto también. Debería haber una política en esa dirección para que la cooperativa no esté pasando las penurias que pasa y para garantizar la sustentabilidad de los servicios públicos”.

Fuente: Diario Jornada.