13 - septiembre - 2019

“Se quería matar”, dijo un testigo sobre Archie Phillips

Hoy a las 9 se llevará a cabo la cuarta jornada. Siguen los testigos. Ayer el médico forense admitió haberse asombrada por la “inusitada” violencia que presentaba el cuerpo de la joven. Él hizo la autopsia. Juan Garitano, encontró al imputado cuando todos lo buscaban. Describió el momento.

El juicio oral y público por el femicidio de Evelyn Lehr llegó ayer a su tercera jornada. Hoy, a las 9 horas continuarán con declaraciones de testigos. Dos relatos fueron estremecedores. El de Juan Garitano, el policía retirado que encontró al acusado Archie Phillips dentro del baño de la Estación de Servicios “Mica” que confesó: “ni bien me vio me dijo que se había mandado una cagada y que se quería matar”. Además, el del médico forense Orlando Juárez a cargo de la autopsia del cuerpo de la joven. Confirmó que recibió 30 puñaladas, admitió que rara vez se da un caso de estas características y dijo que por las lesiones “Evelyn fue víctima de una violencia inusitada”.

El debate oral y público dio inicio poco después de las 9,30 horas y se extendió hasta las 13 horas. Se trata del caso de la joven de 25 años Evelyn Tatiana Lehr quien fue encontrada sin vida en el baño de su vivienda. Recibió 30 puñaladas. El imputado, es su exnovio Archie Phillips de quien poco antes de lo sucedido (14 de junio de 2018) se había separado.

El tribunal lo preside el doctor César Zaratiegui. Lo integran Mirta Moreno y Sergio Pineda. La defensa de Phillips es ejercida por las abogadas Romina Rowlans y María Martensen, en tanto que la supervisión técnica la lleva a cabo Sergio Rey. El fiscal que investiga el caso es Arnaldo Maza.

“Vi unos borcegos”

Uno de los testimonios más relevantes de la fecha fue el del policía retirado Juan Casimiro Garitano. Cumple funciones en la Estación de Servicios en la que fue encontrado el acusado del femicidio Archie Phillips. Aseguró que en la mañana del 15 de junio vio en el interior del baño a una persona a la que describió como “hippie o artesano”. Dijo que “tenía borcegos, un jean y el paso atado”.

Garitano reveló que poco después “llegó el comisario Gómez. Me consultó por un hecho de una chica apuñalada. Me mostró una foto del face y me dijo: te encargo me avises si lo ves. Entré al baño y vi borcegos. Veo a un muchacho que me dice: “me mandé una cagada” y agregó que se había querido matar, tirar debajo de un camión, que se había querido cortar las venas” señaló, al tiempo que por solicitud del comisario Gómez (por Miguel, jefe de Policía) lo revisé, porque soy policía retirado y sé hacer esa tarea”, puntualizó.

A solicitud de la abogada defensora, Garitano contestó sobre el tipo de heridas que le había visto. “Eran heridas graves. Me dijo que le dolía el brazo, que no lo podía mover. Estaba tranquilo. Me dijo que se mandó una cagada y que se había querido matar”, reiteró.

“Estaba consciente”

Tras otros testigos que también prestaron declaración por haber estado presentes en el momento del hallazgo y detención de Phillips, le tocó el turno al médico de Policía Rubén Lindner. “Yo intervine en el caso. Fue el 15 de junio, a media mañana. Fui citado en la Estación de Servicio. Intervenimos en el baño. Había una persona detenida. Ya estaba la ambulancia. Fue una revisación rápida. Se constataron las lesiones. Concurrí para determinarlas”, explicó.

Sobre las características de la persona que atendió dijo que “tenía pelo largo, con barba , campera desalineada y joven. Hice allí un certificado médico” remarcó, a la vez que entre otras describió que el imputado tenía lesiones cortantes en el torax, en el cuello, antebrazo y muñeca. Aclaró que en el lugar no se constató si habría habido ingesta de alcohol o drogas. “Las lesiones que tenía, requerían un lapso de 10 días de duración. Fueron con arma blanca. La persona, estaba en pleno conocimiento y capacidad de conciencia”.

Lindner aclaró que su intervención fue rápida porque ya estaba en el lugar del hecho, la ambulancia y la Delegación Criminalística para trabajar. “Las lesiones punzantes requerían de la intervención de un especialista. Estaba lucido y prestaba colaboración con nuestro trabajo. Se sostenía bien parado. No advertimos inestabilidad”, remarcó.

“Violencia inusitada”

Otro de los testimonios excluyentes del día de ayer fue el del médico forense Juan Orlando Juárez. Pertenece al Cuerpo Médico Forense y es quien realizó el informe sobre la autopsia practicada en el cuerpo de Evelyn. “Era una joven delgada. Presentaba inusitados signos de violencia. Múltiples heridas con arma blanca. Fueron 30. Se trata de lesiones de defensa de la víctima. En la mano derecha tenía una herida que se veía atravesada de un lado a otro. Muy grave, mostrando desesperación de defensa a un ataque violento. La izquierda parecía haber agarrado elcuchillo del lado de la hoja. Tenía unas 15 lesiones en el tórax. Además, otras hechas con mucha fuerza en las costillas, atravesaban el pulmón y dos heridas en el ventrículo izquierdo. Había entrada y salida del arma blanca, eso ocasiona hemorragia. El pulmón izquierdo estaba colapsado porlas heridas. El hígado también estaba atravesado. Es una herida gravísima peroel que determina la muerte es la del corazón. Era múltiples lesiones. En los brazos daba la impresión que fueron por el movimiento de la víctima. Tenía además, un hematoma en ellabio”, deslizó.

Confirmó que el día y hora de fallecimiento de Evelyn: el 14 de junio a las 4 de la mañana. “Ese dato lo obtuve luego del trabajo realizado y presentado el 12 de septiembre”.

¿Ha visto en su experiencia como médico un caso igual a éste? Preguntó el fiscal Arnaldo Maza en medio de la consternación del público presente en la audiencia. “No. Personalmente no. Es pocas veces descripto. Empecé mi exposición diciendo que se ejerció una violencia inusitada”, deslizó.

Acto seguido, se pasó al testimonio de Noelia Mazari. Es médica y trabaja en el laboratorio de Genética en Comodoro Rivadavia. Su trabajo consistió en consignar la pertenencia de las muestras de sangre que fueron secuestradas en el lugar del homicidio. De la víctima y del imputado. Remitió haber hecho un informe. Al igual que Ignacio Alvarez, toxicólogo que también informó a Fiscalía sobre las pericias en las que les tocó trabajar.

Fuente: Diario Jornada