25 - febrero - 2019

Se llama Samuel Eleazar el bebé que nació en el Touring Club: ayer lo visitó uno de los policías que lo asistió

Se encuentra en excelentes condiciones de salud en el Centro Materno Infantil de Trelew el bebé que nació el sábado a la madrugada en el Hotel Touring Club, con la asistencia de tres policías, uno de los cuales lo visitó ayer en ese centro asistencial. El pequeño se llama Samuel Eleazar, nombres bíblicos que le dieron sus papás, asistentes a una iglesia de Camarones, donde residen.

Samuel nació en el hotel de manera imprevista, el sábado poco antes de las 6 en la habitación 106, donde sus papás Carla Barra (18) y Jonathan Huanquinahuel (21), estaban hace una semana a la espera del parto ya que estaban en fecha. En nene pesó 3.400 kilogramos.
La joven madre comentó a Diario EL CHUBUT, a quien recibió ayer en el Materno, en momentos de una visita que les hiciera el sargento de policía Patricio Denis Frintt, quien ofició de partero junto a sus dos compañeros, el agente Daniel Martin y la cabo Jésica Palma.
Carla contó a este diario sobre el alumbramiento de su primer bebé: «Empecé con contracciones como a las doce y media de la noche y me vine -al Materno- a ver si nacía el bebé acá o me dejaban internada, y me mandaron otra vez al hotel porque me faltaba. En el hotel me dijeron que me bañe, que intente relajarme, pero cada vez eran más fuertes las contracciones. No aguanté más, no podía caminar y nació como a las cinco y media» de la mañana del sábado.
Dijo la mamá que la llegada de los policías al hotel la sorprendió, «primero llegó una chica (policía) que intentaba calmarme, pero yo ya no aguantaba, estaba desesperada», tras lo cual, luego de varios minutos terminó dando a luz en la misma habitación, por lo que pidió «agradecer a los policías, porque me salvaron de un susto que tenía, estaba muy asustada. Si no hubieran estado ellos, no sé qué hubiésemos hecho».
El papá del pequeño por su parte, confesó, «yo no sabía qué hacer, él es el primero, somos primerizos. El encargado del hotel a la noche llamó a la ambulancia -aunque dicen que se habría demorado más de 20 minutos, que creyeron eternos-. «La policía llamó a la ambulancia, pero en ese momento salió la cabecita del bebé, yo no sabía qué hacer y puse montón de toallas, cosa que al salir no se golpee. Luego llegó Patricio y lo recibió él», relató.
Frintt destacó en su testimonio ante este medio acerca del parto, que «lo que hicimos primero fue levantar al bebé, mirarlo, lo dimos vuelta y cuando comenzó a llorar les dijimos que se queden tranquilos. Cuando lo miré a él -a Samuel- se me cayó una lágrima de emoción, cuando empezó a llorar y lo tuve entre mis brazos. Tengo tres hijos, estuve en todos sus partos, pero cuando te pasa algo así trabajando, es diferente. Llevo más de 15 años en la Policía y nunca me había pasado. Mis hijos están orgullosos de su papá». 
La historia de Carla y Jonathan juntos comenzó hace tres años, cuando el joven llegó a Camarones a trabajar en la esquila de prensero (armado de fardos de lana) en el campo La Maciega. Un día fue al pueblo a comprar a un kiosco, donde fue atendido por Carla que trabajaba en ese comercio, y dice él, que fue a primera vista. Ahora conviven hace un año y están comprometidos. Juntos asisten en esa localidad a la Iglesia Unión Pentecostal, del pastor torres.

Fuente: Diario ElChubut.