3 - marzo - 2021

Schwartzman va por la revancha en Buenos Aires

Diego Schwartzman,con el favoritismo que le otorga su condición de «top ten», admitió este martes su deseo de tomarse revancha en Buenos Aires luego de la eliminación que sufrió la semana pasada en el Córdoba Open, donde también era candidato pero se despidió en cuartos de final.

«Perder en cuartos de final en Córdoba me dolió, pero era algo que podía suceder, ya que no me sentí cómodo jamás en la cancha. Mi deseo es que no me suceda acá en Buenos Aires, quiero llegar a las instancias finales», analizó el «Peque» Schwartzman, de 28 años, en una conferencia de prensa que ofreció vía Zoom y de la cual tomó parte Télam.

Schwartzman, noveno en el ranking mundial de la ATP, había sido finalista en Córdoba en la edición de 2020 (perdió con el chileno Cristian Garín), pero la semana pasada jugó por debajo de su nivel y cayó ante el catalán Albert Ramos (46) por 6-1, 4-6 y 6-3 en un partido en el que cometió una cantidad inusual de errores no forzados.

«Ojo que perdí con un jugador que está 40 del mundo en un partido cerrado, pero no es una locura porque si bien no tuve un buen día, tampoco estuve pésimo y un tenista como Ramos está en condiciones de aprovecharlo, como sucedió. Es cierto que me molestó mucho la rodilla, pero no es una excusa, lo real es que estoy tratando de adaptarme de nuevo al polvo de ladrillo y eso lleva un tiempo», subrayó el «Peque».

El tenista surgido del Club Náutico Hacoaj asumirá en Buenos Aires el desafío absorber su condición de favorito para ir en busca del título, en una temporada algo irregular que comenzó con la Copa ATP por equipos en Melbourne, una eliminación en la tercera rueda del Abierto de Australia y la más reciente, la mencionada en el Córdoba Open ante un rival al que le había ganado los cinco cruces previos.

«En la gira por Australia estaba jugando muy buen tenis, mi nivel era bueno, pero me tocó perder con (Daniil) Medvedev y (Aslan) Karatsev que fueron muy superiores realmente. Debo seguir entrenando para adaptarme rápido al polvo y recuperar la confianza, que en el tenis aparece y se va de una semana a otra», indicó Schwartzman.

El argentino, finalista en Buenos Aires en 2019 (perdió ante el italiano Marco Cecchinato) y semifinalista el año pasado (no pudo presentarse por una lesión muscular a su partido ante el portugués Pedro Sousa), comenzará en los octavos de final ante un rival surgido de la clasificación, el eslovaco Lukas Klein (291), quien este martes superó en la ronda inicial al su compatriota Andrej Martin (101) por 6-4 y 6-3.

«No miré demasiado el cuadro más allá de mi primer rival, se que tengo que llegar a las instancias finales para conservar mi ranking y no retroceder, mi idea es mantener lo que logré en 2020», recordó Schwartzman, quien no vio en acción a Klein pero sí lo hizo su entrenador Juan Ignacio Chela que seguramente le brindará un informe pormenorizado.

Schwartzman, semifinalista el año pasado en Roland Garros, debutará este jueves con la misión de consagrar a un campeón argentino en Buenos Aires, algo que sucedió por última vez en 2008 cuando alzó el trofeo el cordobés de Unquillo David Nalbandian, luego se coronaron 12 extranjeros, entre ellos el español Rafael Nadal (2015) y el austríaco Dominic Thiem (en 2016 y 2018).

«Espero hacer un buen torneo, que será atípico por la falta de público, algo que lamento mucho. La gente ayuda durante los partidos e incomoda al rival, además son pocas las oportunidades que existen durante el año para que te puedan observar tus familiares y amigos, es algo que disfruto mucho y esta vez no podré hacerlo», explicó Schwartzman.

El certamen, instalado desde 2001 en el calendario de la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo, repartirá premios por 411.940 dólares y se desarrolla en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, en un contexto atípico, ya que no hay venta de entradas al público, con el objetivo de mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

El ATP que cumple su 21ra. edición en el complejo ubicado en el barrio porteño de Palermo consagrará este año a un nuevo campeón debido a que el noruego Casper Ruud no se presentará a defender el título que conquistó en 2020.