8 - enero - 2020

River negocia para retener a «Nacho» Fernández

La dirigencia del Millonario empezó las conversaciones con los representantes del volante para mejorarle el contrato y retenerlo tras el pedido de Gallardo en ese sentido, y evitar así la venta de uno de sus jugadores más importantes.

Las partes se reunieron en las últimas horas en las oficinas del club «millonario», por primera vez desde que Gallardo dijo que «Nacho» Fernández sólo se iba ir si pagaban 15 millones de dólares. Todos coincidieron en que «hay buena predisposición» para renovar el contrato del jugador, que vence en junio de 2021.

La idea de la dirigencia de River es ofrecerle un contrato que se acerque a lo que podría ganar en el mercado brasileño y con una duración de tres o cuatro años, que le reste posibilidades a las ofertas y sondeos que ya tuvo el jugador, de 29 años, quien siempre jugó en el fútbol argentino.

“Fue una buena reunión y las ganas están para llegar a un acuerdo”, coincidieron en ambos lados de la negociación al ser consultados por Télam, aunque saben que la negociación seguirá por un tiempo y que no se resolverá tan rápido como le gustaría al entrenador.

El problema del caso es que «Nacho» Fernández, desde su debut en primera tras su paso por Gimnasia y Esgrima La Plata (pasó una temporada por Temperley a préstamo) y River, no pudo hacer una diferencia económica grande al nivel del momento futbolístico que protagoniza. Y la tentación de un pase al exterior es muy fuerte.

Mientras tanto, el jugador se entrenan junto a sus compañeros en la pretemporada que River realiza en San Martín de los Andes.

Tras la venta de Exequiel Palacios al fútbol alemán, todo indica que la participación táctica de «Nacho» Fernández en el equipo será excluyente para el diseño que tiene en mente el «Muñeco» Gallardo.

El plantel de River se entrenó en la mañana del martes en el predio El Desafío, con trabajos físicos y tareas con pelota en espacios reducidos.

Por la tarde, repitió la rutina de cara al amistoso del próximo sábado frente a Nacional de Uruguay, a jugarse en la ciudad de Maldonado.

En tanto, el lateral izquierdo Milton Casco trabajó de manera diferenciada debido a una lumbalgia que sufrió en el entrenamiento de ayer por la mañana y que lo dejó en reposo durante el entrenamiento del turno tarde.

Sin embargo, el ex Newell’s, que no pudo tomar contacto con el balón en el primer entrenamiento táctico en espacios reducidos que se desarrolló en el campo de polo El Desafío, sí pudo a la par del resto en el turno vespertino.

La vuelta al trabajo normal del entrerriano se debió a que la evaluación física que le realizaron desde el cuerpo médico consideró que había quedado desfasado respecto de sus compañeros, por lo que al trabajo aeróbico que se realizó por la tarde en el complejo Chapelco Golf & Resorts a Casco le agregaron ejercicios realizados por la mañana, con lo que terminó realizando una doble tarea para ponerse a la par de todo el grupo.

Es que Marcelo Gallardo pretende tener a todo el grupo a tope para cuando haga fútbol, algo que todavía no realizó desde que llegó a San Martín de los Andes y que quedará reservado para los últimos días de estadía en esta bella ciudad neuquina.

El «Muñeco» pretende tener al grupo trabajando hasta último momento antes de viajar a Uruguay, a tal punto que ya solicitó que la delegación pueda viajar directamente desde San martín de los Andes a Punta del Este el mismo viernes por la noche, para jugar al día siguiente ese amistoso ante Nacional.

En cuanto a los retornos de los préstamos, el arquero Augusto Batalla, que volvió de Unión La Calera, de Chile, renovó contrato con River Plate por un año más e inmediatamente fue cedido a otro club trasandino, en este caso O’Higgins, ya que no será tenido en cuenta por Marcelo Gallardo, lo mismo que el volante Tomás Andrade, que regresó de Athlético Paranaense, de Brasil, y practica solo en el Parque Municipal de Lomas de Zamora. También atraviesan por una situación similar el delantero Marcelo Larrondo y el volante Iván Rossi.

Fuente: Diario Jornada.