29 - noviembre - 2020

Río Cuarto elige intendente en plena pandemia y el peronismo busca retener el poder

Hoy elige intendente Río Cuarto, la segunda ciudad de la provincia de Córdoba. Con 136.000 votantes habilitados, es la elección más grande en el año de la pandemia del coronavirus y la cuarentena. Con ocho listas en competencia, el peronismo -que lleva una lista consensuada entre el schiarettismo y el kirchnerismo- se juega la reelección de Juan Manuel Llamosas. El principal rival es el radical Gabriel Abrile, candidato por la alianza Juntos por Río Cuarto (UCR, Pro, Frente Cívico y Coalición Cívica).

La elección iba a ser en marzo, pero se postergó dos veces por el Covid-19. La diferencia a favor del oficialismo se achicó en las últimas semanas aunque el peronismo confía que no lo suficiente como para perder el poder.

Río Cuarto fue designada una de las 24 capitales alternas de la Argentina en la ley aprobada hace unas semanas por el Congreso; el de mañana es un test electoral tanto para Schiaretti como para la Rosada, que tiene al Frente de Todos en la lista oficialista.

El gobernador monitoreó toda la campaña y en los últimos días -después de que la mayoría de los ministros pasaran por la ciudad, se anunciaran obras y programas de empleo- grabó mensajes pidiendo el voto para Llamosas.

Apoyos nacionales
En febrero, después de una reunión de Llamosas con el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, se oficializó la alianza con el kirchnerismo en la lista para la elección. En la nacional del año pasado el macrismo se impuso con 56% de los votos contra 32% de Alberto Fernández; fue un impulso para la decisión del peronismo para no ir separados más allá de que Schiaretti siempre repite que no hay que provincializar ni nacionalizar los resultados.

Abrile recibió el apoyo de dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio, como el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (con imagen positiva creciente en el interior del país), y Patricia Bullrich, presidenta de Pro nacional. El candidato es un dirigente del grupo Confluencia de la UCR que responde a Ramón Mestre, a quien apoyó como postulante a gobernador cuando se enfrentó con Mario Negri.

Para el radicalismo la ciudad fue un bastión desde 1983 hasta hace cuatro años, cuando la perdió en manos del peronismo. Recuperarla sería una suerte de oxígeno en su objetivo de crecer de cara a los comicios provinciales de 2023.

El padrón de mañana es georeferenciado y los lugares de votación aumentaron 35% para que haya menos conglomeraciones de votantes y se reduzca la movilidad. Hay un protocolo sanitario aprobado por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) que incluye medidas de sanitización en los colegios y elementos de bioseguridad para todos los participantes.

FUENTE: LA NACIÓN.