1 - julio - 2018

Regularon el fraccionamiento de la “cerveza tirada” en Madryn

En ese marco, el deliberante entendió que se debía regular la actividad, por lo que en las respectivas comisiones se fueron elaborando los considerandos de la misma para avanzar en una regulación que atienda el tema, buscando garantizar que el expendio de la cerveza se haga de acuerdo a determinadas normas, “para una mejor salubridad en el expendio de la cerveza tirada o artesanal”.

CERVEZA TIRADA O ARTESANAL
Por eso, el Concejo Deliberante determinó “regular la actividad referida al fraccionamiento de la cerveza tirada o artesanal para consumidores finales en botellones de acero inoxidable, vidrio o growers y similares retornables o de primer uso, descartables de grado alimenticio”.
“Se consideran fraccionadores de cerveza tirada o artesanal a aquellos establecimientos comerciales que realicen esta actividad para consumidores finales” indica la norma, ordenanza 10.395, a la vez que regula el tipo de envase en que debe expenderse la misma, una modalidad que tienen especialmente los más jóvenes, que van a “recargar” sus botellones.

CONDICIONES
A su vez, indica que “los barriles que sirvan como depósito de la cerveza tirada deberán contar con una rotulación que incluya los siguientes datos, fabricante de la cerveza, Registro de Establecimiento (RNE, Redb) y Registro Producto Alimenticio, tipo de cerveza, graduación alcohólica, fecha de envasado y fecha de vencimiento; la leyenda ‘beber con moderación y prohibida su venta a menores de 18 años’, y ‘prohibida su reventa’, a la vez que agrega que el producto se debe consumir dentro de las 48 horas a partir de la fecha de embotellado o fraccionado”.
La norma avanza también sobre las condiciones que debe tener el establecimiento que fabrique o sea comercializador del producto, de acuerdo a las condiciones que debe cumplir un establecimiento de elaboración de productos alimenticios, cuestiones alimenticias y de sanidad, y normas de seguridad.
Por último, la normativa que aún debe ser promulgada por el Ejecutivo comunal, fija las multas y penas a quienes incumplan esta normativa reguladora de la actividad.