22 - mayo - 2017

Real Madrid ganó y es el nuevo campeón de La Liga de España

El Merengue se impuso por 2-0 en cancha de Málaga y cortó con una sequía de cuatro años a nivel local.

 

Real Madrid no dio margen para imprevistos. Como visitante, le ganó 2-0 al Málaga y se quedó con la liga española. Cristiano Ronaldo, tras un gran pase de Isco, abrió la cuenta antes de los dos minutos. Y Karim Benzema aumentó la ventaja a los diez del complemento. Así, el equipo de Zinedine Zidane dejó con las ganas al Barcelona, que venció como local por 4-2 al Eibar con un doblete de Messi, pero que quedó finalmente tres puntos por debajo en la tabla de posiciones.

En Málaga, el gol tempranero, cuya jugada se inició por un error de Luis Hernández, facilitó las cosas al Real Madrid, que en los siguientes minutos se dedicó a tocar y tocar la pelota, conducido por Isco. El gol, además, alteró los planes del local, preparado para aguantar atrás y dejar poca gente arriba.

Así y todo, Sandro se las rebuscó para generar peligro en el área rival: Keylor Navas reaccionó bien cuando fue exigido: en la más clara, un tiro libre, desvió la pelota que, tras pegar en el palo, se fue al córner. En el arco de en frente, Karim Benzema casi aumenta la ventaja a los 15. Y luego, entre el propio Benzema y Toni Kroos pelotearon a Idriss Kameni, arquero local.

En el inicio del complemento, Real Madrid no mostraba garantías en defensa. Pero, sobre los diez minutos, Benzema tomó un rebote en el borde del área chica y puso el 2-0.

Mientras tanto, en el Camp Nou, Inui dejó aún más lejos el título liguero para el equipo de Luis Enrique. El japonés marcó, de sobrepique, los dos goles del Eibar que dejan al Barcelona muy lejos del título. En el primer tiempo el japonés apareció solo por el segundo palo y no perdonó al conjunto de Lionel Messi y compañía.

Durante la primera mitad, la presión ejercida por Eibar resultó efectiva. Además, cuando el equipo catalán generó situaciones de gol, le faltó precisión para definir.

En el segundo tiempo, Inui volvió a ponerla junto al palo para poner el 2-0. Casi de inmediato, un gol en contra de Juncá, tras un remate de Neymar.

Para colmo, ni Messi estuvo certero: el rosarino tuvo un penal para empatar el partido pero lo atajó Yoel. Luis Suárez, en la siguiente jugada, alcanzó a empujarla para marcar el 2-2.

Messi tuvo revancha: dispuso de otro penal y eligió el mismo palo, pero esta vez con una precisión que nada pudo hacer el arquero. Y hasta aumentó la diferencia en el final del partido con un auténtico golazo en el que arrancó en la mitad de la cancha y ningún rival logró pararlo hasta el área.

De todas formas, de poco sirvió. Real Madrid manejaba la ventaja ante Málaga, aunque para ello Keylor Navas tuviera que exigirse.

Así, el equipo de la capital española volvió a ser campeón de la liga luego de cinco años y por segunda vez en los últimos nueve. Es el título número 33 en la competición para el Real Madrid.

Los madrileños, dirigidos por el francés Zinedine Zidane, jugarán también la final de la Liga de Campeones de Europa ante Juventus, de Italia, el 3 de junio en Cardiff.