8 - agosto - 2017

Qué tenía Claudio «Mono» Minnicelli en la modesta pieza que alquiló para esconderse.

Una tarjeta de la obra social, un juego de llaves, ocho cajas de medicamentos, dos jeans, un chip 4G de teléfono celular, el DNI y la licencia de conducir. Esas eran algunas de las pertenencias que Claudio «Mono» Minnicelli tenía en la habitación que alquilaba en Chapadmalal por 1500 pesos semanales. Así lo pudieron comprobar los policías que realizaron hoy un allanamiento en la modesta propiedad de las afueras de Mar del Plata, donde el acusado por la mafia de los contenedores permaneció escondido los últimos meses.

El allanamiento que ordenó el juez Marcelo Aguinsky en el marco de la causa conocida como la mafia de contenedores, concluyó cerca de las 21. En la modesta habitación que alquiló el cuñado de Julio De Vido durante tres meses, ingresaron efectivos de la Policía Federal, que revisaron todas los efectos personales que tenía quien, hasta anoche, era el prófugo más buscado de la Argentina.

Según la reconstrucción que pudo hacer Clarín, lloviznaba cuando llegaron los agentes federales a la casa ubicada en las calles 22 y 9, donde Minnicelli había pasado los últimos meses. Los escoltaban los policías bonaerenses de la comisaría octava, el jefe del destacamento de Estación Chapadmalal -que fue quien lo detuvo- y dos testigos. No los acompañaron funcionarios judiciales.

Desde temprano, la puerta blanca del departamento estaba custodiada por un puñado de agentes de Infantería. Poco antes de las 19, la abrieron con la presencia del dueño de la propiedad que asegura nunca haber notado que su inquilino era, en realidad, el acusado de integrar una banda de contrabandistas y lavadores de dinero.

El barrio seguía convulsionado con semejante movimiento. Es un poblado chico, que está entre Mar del Plata y Batán, justo en un punto donde confluyen -muy cerca- los límites con Miramar y Otamendi. Allí, los celulares rara vez captan señal. «Depende de la compañía y del viento», bromeó un vecino. Los agentes se encerraron en la pieza de Minnicelli con sus notebooks para hacer el inventario y la primera vez que se asomaron fue para pedir la clave de WiFi.

El cuñado de De Vido alquilaba esa habitación con una identidad falsa por la muy módica suma de 1.500 pesos, según contó el dueño, Juan Castillo. En ese sencillo lugar, durante más de una hora se realizó el operativo. Según pudo saber Claríndurante el allanamiento se “secuestró documentación y anotaciones” y la Policía Federal “retiró los efectos para remitirlos al juzgado”.

¿Qué había en la habitación del Mono Minnicelli? Una tarjeta de la obra social, un juego de llaves, un cuaderno con una lapicera que cuenta con anotaciones, también había dos bolsos. Pero todo lo que tenía allí entraba, apenas, en un bolso pequeño.

Hoy ante el juez Aguinsky, el cuñado de De Vido señaló que tenía problemas cardíacos y una prueba de esa situación es que en la habitación se encontraron ocho cajas de medicamentos. De vestimenta había poco: dos pantalones, un buzo, un par de zapatos, un par de remeras.

Además, encontraron una billetera con el DNI y una licencia de conducir, junto a varias tarjetas. Cuando el hermano de Alessandra Minnicelli fue arrestado tenía en su poder 2.000 pesos y un teléfono celular, que fue secuestrado.

Fuente: Clarin