11 - diciembre - 2017

“Que nos dejen trabajar sin ponernos obstáculos y que lo que ganemos vuelva al productor”

Enrique Grant, presidente de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia.

-¿Cuál es el balance del año para la actividad ganadera?
 -Más que para la Rural, para el sector productivo la principal acción se vio centrada en la competitividad y la baja de gastos. En su momento nos visitó el exministro Buryaile y la presentamos la problemática del sector. Debemos reconocer que fue un año climatólogicamente bueno, con buenos valores de la lana y con una macroeconomía en donde se liberó el dólar y las retenciones de los productos que se exportan se sacaron por lo que el productor ha tenido el valor de su producto en pleno. Nos preocupa hoy ver el constante y frecuente aumento de los costos que nos está sacando rentabilidad, sobre todo a los productores de baja escala. Sabemos que el productor depende de su peón y estamos trabajando en medidas que generen lugares para que se encuentren en mejores condiciones edilicias como salarial. Son temas que la Rural defiende, no solamente al dueño sino al hombre de campo.
-Ya no se habla de sequía sino de producción, ¿qué tan importante fue la mejoría climática?
-Ha sido fundamental. Estamos en la Patagonia donde la cría es extensiva y dependemos del clima. Un año con buena lluvia, menos viento y posibilidades de nieve con lluvia, ahora que no ya no hay primavera-verano, ha sido un año excepcional. Cualquier ganadero se encuentra con que su hacienda está en buenas condiciones, mantuvo la majada y aumentó la señalada y los kilos de lana. Los establecimientos que con esfuerzo supieron mantener, hoy en día puede decirse que hicieron la diferencia.
-¿Es lo mismo ser productor ganadero en la Patagonia que en otra parte del país?
-Indudablemente que no. Por ser la cría extensiva, puede haber una oveja cada hectárea y en cambio, en otros lugares hay tres o cuatro animales por hectárea. Ni qué hablar de vacunos. Tenemos ventajas comparativas como las enfermedades, que por el mismo frío del clima no se manifiestan. Así como esto nos favorece, del mismo modo nos perjudican la distancia y la incomunicación que son factores que hacen difícil la producción.
-¿El acceso a los campos es un demanda repetida tras el temporal?
-Estamos trabajando ese tema. Con la lluvia del mes de marzo se rompieron muchos caminos, se hicieron zanjones y a la gente le fue muy difícil acceder a sus establecimiento. Gracias a la colaboración de Vialidad y con recursos propios hemos avanzado en caminos alternativos pero sigue siendo dificultoso. Estamos esperando fondos de emergencia de Nación, que estarían ya en Provincia para ser destrabados. En general con la macroeconomía estamos conformes por las medidas que se han tomado. Pediríamos que nos dejen trabajar y no nos pongan obstáculos. Producir y que lo que ganemos, vuelva al productor.
 -¿La lana sigue siendo el producto más importante en la región?
-Sigue siéndolo el ovino con prácticamente tres millones y medio de cabezas; creo que va a aumentar el stock con la mejoría del clima en este año. Por lejos sigue siendo la principal actividad.
 -¿Qué relación mantiene hoy el sector del campo con el Gobierno provincial?
-Hay una buena relación y un diálogo constante. Hay un plan ganadero instrumentado por Chubut con el que se quiere aumentar el ganado vacuno como el ovino y que incluye manejo de aguas y demás. No hay un subsecretario directo de Agricultura y Ganadería pero hemos estado en conversaciones con el Ministerio de la Producción.
-¿Cómo toma el sector la designación de un funcionario como Luis Etchevehere en el equipo de Mauricio Macri?
-Significa un respaldo y seguir en el mismo tipo de política y poder charlar mano a mano con alguien que estuvo de los “dos lados del alambrado”, digamos. Tanto en el sector privado y como dirigente en la Sociedad Rural Argentina. Creo que interpreta y sabe lo que ocurre en el sector agropecuario.
-¿En la Rural cuáles son los planteos más frecuentes de los productores de la región?
-Lo más importante es el tema comunicaciones. Hay establecimientos que están a 150 kilómetros de los centros poblados y ya no tienen comunicación. Nos ayudaría mucho contar con un servicio de telefonía rural subsidiada como para olvidarnos del aislamiento y pensar en una comunicación constante.
-¿Desde el sector del campo y de la ruralidad cuáles son los objetivos para 2018?
-Las expectativas son positivas si el año que viene nos acompaña la climatología porque aparentemente la lana en el mundo ha quedado como “especiality”, hay menos cantidad de kilos y por ende, la producción mundial es poca. Existe una infraestructura industrial necesitada de esa materia prima natural, creada en campos naturales donde no hay prácticamente ningún tipo de contaminación. Los “especiality” son buscados en el mundo en muchos nichos de mercado. Por lo tanto esperamos que las autoridades nos entiendan, nos escuchen para establecer un constante diálogo. No creemos ser dueños de la verdad pero sí practicarla con el trabajo día a día.

FUENTE: DIARIO JORNADA.