31 - enero - 2020

Preocupación en la Justicia por crisis en la provincia de Chubut

El ministro Alejandro Panizzi admitió que el Superior Tribunal de Justicia observa con “alta preocupación” la crisis económica y política en la provincia.
Frente a las advertencias del Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut, explicó además que la medida de fuerza del lunes es comprensible pero que debe haber guardias mínimas.

El juez graficó que “veo con mucha preocupación que hay una ostensible crisis” y consideró que “los cimbronazos afectan el funcionamiento de la instituciones y por eso estamos preocupados. Cualquier lector se alarma ante estas noticias muy aciagas”.

“La última vez que cobramos fue noviembre –recordó-. Por lo tanto a dos meses es absolutamente razonable la medida de fuerza, lo entendemos claramente, pero es un elemento que suma a la sensación generalizada de angustia que se percibe y de la cual no somos ajenos”.

Sin embargo Panizzi ratificó que debe haber una guardia mínima en todos los tribunales. “Eso está reglamentado y no está en discusión”.

“Si hay un crimen el sistema judicial debe seguir, si hay un detenido o una víctima de terrorismo hogareño debe seguir, si hay una persona esperando una prótesis y se ampara ante la justicia, debe seguir su curso”, insistió. Así se acordó con el SITRAJUCh y la Asociación de Magistrados y Funcionarios “durante los largos meses de cese de actividades en 2019; el sistema no se detuvo y dentro de lo esperable anduvo bastante bien”.

El ministro explicó que por ahora el sistema de ajuste salarial del STJ sigue vigente. “El Gobierno retiró su proyecto de congelamiento y estamos a la expectativa, no sabemos si saldrá o no por decreto. Si aparece alguna norma tenemos que sentarnos a estudiarla”.

Panizzi dijo “respetar” la opinión de los Magistrados, que reclamó por los sueldos atrasados con un duro comunicado. “Las opiniones sinceras no me producen ningún tipo de ofuscación, al contrario, celebro que la gente se exprese y haga uso de su derecho”.

“No sabemos cuándo vamos a cobrar y es una situación muy angustiante, pero no hay que perder el optimismo por completo, esperemos que la crisis tienda a languidecer hasta que desaparezca”, dijo el ministro, quien admitió que “probablemente sea una de las crisis más graves, aunque el tiempo hace que olvidemos la intensidad de las anteriores, como cuando cobrábamos con cuasimoneda”.

FUENTE: DIARIO JORNADA.