2 - agosto - 2017

Por la presión popular descartaron instalar la central nuclear en Viedma.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, a través de un mensaje en las redes sociales emitido ayer anunció que se excluirá del ejido de Viedma la instalación de la central nuclear “lo hago pensando y absolutamente convencido que un gobernante nunca puede estar en contra de las grandes mayorías”, remarcó.
“En los últimos días se ha discutido muchísimo en manifestaciones, en las instituciones, en redes sociales y en los medios de comunicación sobre la instalación de la planta nuclear en el ejido de la ciudad de Viedma”, señaló el mandatario.
Y agregó que, “después de analizar todo lo que ha pasado y observando una gran mayoría de viedmenses que rechazan absolutamente la instalación el proyecto he tomado la decisión de excluir absolutamente al ejido de Viedma para la instalación de la central nuclear”.

Marcha atrás

El conflicto se viene desarrollando en Viedma luego de que el pasado 30 de mayo la Nación y Río Negro suscribieran el convenio para construir la quinta central nuclear generadora de electricidad del país en la provincia.
Luego de conocerse el proyecto, ambientalistas, vecinos y sectores políticos comenzaron a realizar asambleas en la Catedral de la capital rionegrina en oposición por los riesgos ambientales que acarrea el proyecto energético.
A esto se le sumo la visita de una comitiva de expertos de la National Nuclear Corporation China (CNNC), que la semana pasada recorrió diversas zonas costeras cercanas a Viedma, potencialmente aptas para la radicación de la quinta central nuclear.
De acuerdo con los trascendidos, la planta nuclear se ubicaría en un área a definir en un frente costero de 234 kilómetros, entre las localidades de Sierra Grande y el balneario El Cóndor, pertenecientes al ejido de Viedma.

Discurso electoral

En este sentido Weretilneck reconoció que, “lo hago pensando y absolutamente convencido que un gobernante nunca puede estar en contra de las grandes mayorías de la gente porque sino no interpretaría lo que pasa en una comunidad”.
“Me pasó cuando tuve que derogar la emergencia económica”, recordó el mandatario, “o cuando derogue con mucho esfuerzo la ley de Prescindibilidad que generaba angustia en miles de trabajadores”, agregó
“Hoy vuelvo a hacer lo mismo, creo absolutamente convencido que no se puede implantar un emprendimiento de estas características con el rechazo mayoritario de la sociedad viedmense”, precisó.
Para concluir el gobernador rionegrino sostuvo que “por lo tanto he decidido dar por cerrado este tema y la planta se instalara donde la gente lo pida y donde la comunidad la apoye”.

El 9 de agosto habrá una marcha nacional contra el proyecto atómico

En los últimos días ha comenzado una fuerte campaña por las redes sociales solicitando a que los distintos ciudadanos de la Patagonia digan “No a la Planta Nuclear”. Precisamente un grupo de Facebook que cuenta con casi 18 mil seguidores, es uno de los que pregona la marcha del 9 de agosto para pedir por las energías limpias y por el agua.
El comunicado que difundido expresa lo siguiente: “Macri y el Gobernador de Río Negro intentan poner una planta nuclear en el golfo San Matías a 100 km en línea recta con Península de Valdes.
Hay dos leyes provinciales que no lo permiten y tres ordenanzas que hacen a los municipios Zona No Nuclear que tampoco lo permiten. En el Golfo hay cinco Áreas Naturales Protegidas y una central que tome agua fría del Golfo para refrigerar el reactor produciría contaminación térmica por el aumento del calor del agua. Esto atentaría hacia la conservación del ecosistema y las fuentes de trabajo que son la Pesca y el turismo”.
En otra parte del comunicado donde piden que se sumen a la marcha nacional del 9 de agosto indica: “La Patagonia tiene sol y viento como para usar energía eólica y fotovoltaica que son cuatro veces mas baratas”.

Fuente: El diario.