19 - septiembre - 2017

Planifican el retiro de los 650 mil litros de combustible del Urabaín

Luego de dos semanas de ocurrido el importante siniestro que destruyó gran parte del buque propiedad de Iberconsa, continúan realizándose las tareas de limpieza en el navío, del cual aún se encuentran removiendo líquidos y unas 50 toneladas de cartón y plásticos.
La firma que realiza las tareas es de la ciudad de Bahía Blanca, fue contratada por la empresa pesquera y los procedimientos se encuentran bajo la supervisión de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y del jefe del Destacamento con asiento en Puerto Madryn, el Prefecto Rodolfo González, quien anticipó que, una vez removidos los líquidos y sólidos de la siniestrada embarcación, tanto la empresa (por Iberconsa) como así también la aseguradora, deberán resolver qué tipo de disposición final tendrá el barco, que podría ir a desguace, ser reparado o trasladado a otro destino.
Días atrás, desde la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM) anticiparon que no permitirían que el “Urabain” permanezca en Puerto Madryn; así lo manifestaron a través de una intimación firmada por el Director Operativo, Martín Liendo, la cual fue enviada a la empresa propietaria del buque, exigiéndole que lo remolque fuera de la jurisdicción de la APPM y que le dé disposición final, dado el estado en el que quedó tras arder durante varios días.

Remoción de escombros

“Han iniciado las tareas preliminares de remoción de escombros del interior del buque y de limpieza; esas tareas son realizadas con personal puesto por la empresa, de salvamento y buceo, quienes están llevando el procedimiento en forma progresiva”, explicó el prefecto González en diálogo con LU17, agregando que “se ha sacado restos de líquidos con la empresa de limpieza, a través de los camiones, tanques y cisternas que pone la misma; una vez listos esos trabajos, tendrán que avisarnos a Prefectura para proceder al inicio del retiro de combustible”.
Además, destacó el profesionalismo de la empresa encargada de la limpieza y afirmó que no existe riesgo de contaminación en el agua.

Analizan traslado o desguace

Sobre los elementos que serán removidos del buque y a los cuales se les dará disposición final, González precisó “todo eso modificó su estado luego del incendio; son cosas de plástico y cartón que modificaron su estadio y quedaron apelmazados y pegados sobre las distintas cubiertas y depósitos; son removidos a pala y pico, para luego colocarlos en contenedores y sacarlos del puerto”.
Además, remarcó que “el buque debe quedar en condiciones para ser trasladado, para lo cual dicha condición implica sacar, primeramente, todos los contaminantes que quedaron y que modificaron su estado tras el incendio, y hay que ver lo que decidirán tanto la empresa como así también la aseguradora, si lo van a dejar en Madryn para hacer algún tipo de trabajo de reparación o desguace, o bien si lo van a llevar a otro puerto; pero, para ello, el barco debe estar en condiciones de estabilidad para que lo pueda llevar otro buque”.