21 - noviembre - 2017

Piden tarifas de gas preferenciales para la Patagonia

El defensor del Pueblo de Chubut, Héctor Simionati, confirmó que su par de Río Negro, Adriana Santagatti, llevó la postura acordada por todas las defensorías del pueblo patagónicas a la audiencia pública realizada en Bahía Blanca, donde se analizó el nuevo cuadro tarifario de gas, solicitando un tarifa diferencial para la Patagonia.
“Junto a los defensores patagónicos Beatriz Oñate de la ciudad de San Carlos de Bariloche, Andrés Peralta de la ciudad de Centenario y Fernando Bravo de la ciudad de San Martín de Los Andes, estos dos últimos de la provincia de Neuquén, defendemos los derechos de las personas que habitan una región escasamente poblada, con una densidad poblacional global de 10.2 hab/km2 según datos del INDEC”, dijo Simionati al explicar los argumentos de la iniciativa.
En ese sentido, el Defensor del Pueblo de Chubut, recordó que “existen poblaciones que padecen estados climatológicos rigurosos y dependen del servicio de gas para sobrevivir”, expresó al sostener que el precio de las tarifas debe ser compatible tanto con el momento en que se realizan las paritarias que definen los salarios de los trabajadores, respetando el criterio de progresividad y razonabilidad de los incrementos y evitando que los usuarios caigan en una situación de imposibilidad de acceso a los servicios de energía.
Simionati indicó que las compañías Camuzzi Gas Pampeana y Gas del Sur proponen aplicar desde diciembre subas de tarifas para consumidores residenciales, con alzas de entre $34 y $50 por mes, según la zona atendida, que “existe una realidad poblacional desequilibrada en toda la Patagonia, con casos de temperaturas bajo cero extremas”, dijo al manifestar que “si se afectan los recursos de una familia que no puede pagar, provocará que cada vez menos gente quiera vivir en la Patagonia”, advirtió.

Derechos

El funcionario destacó que “los defensores patagónicos sostenemos que el acceso al servicio público del gas constituye un derecho humano básico amparado, entre otros cuerpos normativos, por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Culturales y Sociales, la región patagónica debe tener una tarifa diferencial que implique una reducción sustancial y considerable, tanto para el usuario residencial, como para PyMES, industrias, clubes, asociaciones intermedias y sectores de la sociedad que tengan acceso a este servicio básico”.
Simionati, indicó que debe contemplarse una reducción sustancial y significativa del precio respecto del precio del Gas Licuado de Petróleo, “se debe contemplar la flexibilización de los requisitos para acceder a la tarifa social, ampliando el monto de ingresos y modificando las condiciones que actualmente se requiere para acceder a la misma e incluso en determinadas situaciones la posibilidad de acceso automático a la referida tarifa”.
Finalmente le solicitaron al ENARGAS que asuma una posición activa de representación no solo de los intereses del Estado argentino sino en defensa de los usuarios frente al obrar discrecional de las empresas.