27 - noviembre - 2016

Para Trump, el recuento de votos que se hará en Wisconsin es una «estafa» y «ridículo»

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de «estafa» del Partido Verde el «ridículo» recuento de votos que se llevará a cabo en el estado de Wisconsin, donde él ganó por un estrecho margen las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre y advirtió hoy que «nada cambiará».

«La gente ha hablado y la elección ha terminado», subrayó Trump en un comunicado divulgado hoy por la oficina de transición presidencial.
El recuento de votos en Wisconsin «es una estafa del Partido Verde» y los resultados de las elecciones «deben ser respetados en lugar de desafiados, que es exactamente lo que está haciendo Jill Stein», dijo Trump sobre la candidata presidencial de la formación ecologista.
La Comisión Electoral de Wisconsin explicó que realizará el recuento tras haber recibido dos peticiones al respecto, de la candidata presidencial del Partido Verde, Jill Stein, y del aspirante independiente Rocky Roque De La Fuente, basados en denuncias de presunto fraude.
En varios tuits, Trump dijo que su principal rival, la demócrata Hillary Clinton, «admitió la derrota» cuando lo llamó en la noche electoral «justo antes» de su discurso de victoria y recordó que ella llamó a «aceptar los resultados y mirar hacia el futuro».
«Demasiado tiempo y dinero se gastará» con el recuento para obtener «el mismo resultado», enfatizó el presidente electo.
Trump también sostuvo que lo que verdaderamente persigue Stein es «llenar sus arcas con dinero» con la campaña para el recuento ya que «recibió menos del uno por ciento» del voto popular y «ni siquiera estuvo en la boleta electoral en muchos estados».
La campaña de Stein lanzó el pasado miércoles una iniciativa de recaudación de fondos para financiar un recuento de votos en Wisconsin, Pensilvania y Michigan.
En Michigan, Clinton perdió ante Trump únicamente por unos 10.000 votos, mientras que en Pensilvania la diferencia a favor del empresario fue de unos 71.000.
La candidata del Partido Verde, que en Wisconsin obtuvo 31.000 votos, recaudó unos 5,8 millones de dólares para financiar los recuentos que alcanzan para dos estados. Su objetivo es llegar a los 7 millones de dólares para poder costear también la revisión en Michigan.
De acuerdo con la campaña de la candidata Verde, hay pruebas «convincentes» de «anomalías» en la votación en esos tres estados y, por ello, es necesario verificar fundamentalmente los resultados que dependen de máquinas electrónicas.
Trump mencionó hoy específicamente los «más de 70.000 votos» con los que ganó en Pensilvania y agregó que obtuvo en total 306 votos del sistema de Colegio Electoral que decide al inquilino de la Casa Blanca, la mayor cantidad lograda por un candidato republicano «desde 1988».
Además, Trump detalló que se impuso en «nueve de los 13» estados considerados «bisagra» y en «más de 2.600 condados en todo el país, la mayor cantidad desde la lograda por el presidente Ronald Reagan, del Partido Republicano, en 1984.
En tanto, la campaña de Clinton respaldó la decisión de las autoridades de Wisconsin de llevar a cabo un recuento de votos, pese a que dijo no haber detectado irregularidades en las elecciones.

Fuente: El Chubut.