30 - enero - 2018

Padre de joven desaparecido en diciembre en el Dique dice que es el único que lo busca

El padre de Ezequiel Franco Meza Toledo (27) reclamó para que se lo siga buscando, tras desaparecer en diciembre pasado en el Dique Ameghino, sin tenerse desde entonces noticia alguna de su paradero. Félix Meza, dice que es «el único que busca a su hijo».

El muchacho fue el 10 de diciembre con unos amigos a un festival que se realizaba en el Dique Ameghino con motivo de la apertura de la temporada. En un momento se separó de ellos y desde ahí no volvieron a saber nada más de él. La Policía asegura que lo ha buscado en el río Chubut y en campos aledaños. El rastrillaje se extendió días después a Río Gallegos porque trascendió que allí Ezequiel tiene una hija y no se descartaba que se hubiera ido hacia ese lugar a verla, pero también ese operativo ha dado resultados infructuosos.
Félix Meza pidió en relación a la búsqueda de Ezequiel, «que nos ayuden, para que continúe la búsqueda, porque yo sigo yendo al Dique y no anda nadie, nos han dejado solos. He andado golpeando puertas, la semana pasada fui a Casa de Gobierno para ver si me podía atender el ministro de Justicia, no lo encontré. Me mandaron a Jefatura, fui a Legislatura, no encontré a nadie y así sigo golpeando puertas, pero todas están cerradas».
Meza se reunió con miembros de Derechos Humanos, quienes «van a intentar conseguir una entrevista con la intendenta del Dique, porque hasta el día de la fecha desde que Ezequiel desapareció jamás me atendió. He estado golpeando las puertas de su casa, yo sabía que estaba ahí y nunca me atendió», lamentó.
Ezequiel «es una persona que esta desaparecida desde el 10 de diciembre y sinceramente nadie hace nada», exclamó, y recordó que «los primeros días sí estuvieron haciendo búsqueda, pero charlando con gente del Dique me han dicho que es todo muy por encimita, no se hace una búsqueda, una investigación profunda. Yo he recorrido kilómetros y kilómetros caminando, subiendo las piedras y cañadones y todo lugar por donde tengo dudas que puede haber algo, y no encuentro nada».
En ese sentido recordó también que «el ministro anterior nos había prometido conseguir un helicóptero, pero nunca se consiguió. Se pidió para que se bajaran un poco las compuertas -del río-, no todo porque sabemos que es imposible, pero nunca se bajó, y no tenemos respuestas de nadie. En Fiscalía nadie sabe nada, la intención es que nos den una mano los entes que las tengan que dar y que siga la búsqueda».
Consultado al respecto, señaló que los primeros días de la desaparición de su hijo, los perros de búsqueda «indicaban hacia el río, pero es un lugar medio difícil por las condiciones en las que dicen que estaba que haya pasado solo, porque hay un alambrado de dos metros, que tenía un agujero abajo donde se podía filtrar una persona, pero no creo que Ezequiel se haya mandado solo para ese lugar».
En tanto que «los chicos que andaban con él -al desaparecer- estuvieron yendo los primeros días a hacer caminatas, a buscar. Igual caminando se hace bastante imposible recorrer todo porque los campos son muy grandes, los ríos largos. Ahora el único que continúa la búsqueda soy yo», lamentó.