28 - agosto - 2019

Ongarato, indignado con el corte, cargó contra Arcioni

Ayer los trabajadores estatales de la provincia que se encuentran en un plan de lucha ante la falta de pago de sus salarios en tiempo y forma, tanto a activos como a jubilados, la inactividad de la obra social SEROS, y la no liquidación de los aumentos acordados en paritarias, cortaron la Ruta Nacional Nº 259 de acceso a Esquel. Lo hicieron desde la mañana hasta cerca del mediodía.

Fue una ruidosa convocatoria de la Mesa de Unidad Sindical, con presencia de empleados de distintas reparticiones públicas, entre ellos docenes, no docentes, brigadistas del área de Bosques, viales, Obras Públicas y jubilados. No faltaron los bombos, redoblantes, banderas y pancartas, manifestando la protesta.

Martín Pena, delegado de la ATECh Zona Oeste e integrante de la MUS, dijo que al no tener respuestas del Gobierno, se irá intensificando el plan de lucha, porque el objetivo es ir dando señales con marchas, presencia en las rutas y convocatorias como el “esquelazo” de la semana pasada con miles de participantes.

Afirmó que los concejales y el intendente Sergio Ongarato se comprometieron a realizar acciones en el marco del reclamo, y querían saber qué han hecho ya que no reciben ninguna respuesta. Quien fue al lugar del corte es el propio jefe comunal.

Ongarato escuchó a los trabajadores, y por otro lado reprochó la pérdida de días de clases de los chicos, y cuestionó que los empleados del municipio hacen los aportes a la obra social SEROS. Pero, cuando la necesitan hay problemas con las prestaciones porque “utilizan el dinero en otra cosa”.

Pidió investigar situaciones como el pago por parte de algunos municipios con terrenos a la obra social, cuando se necesitan fondos para atender la salud de los afiliados y el pago de los sueldos a los jubilados. “No cobran pero la municipalidad de Esquel hace todos los aportes”, enfatizó el intendente.

En el mismo sentido reclamó al Gobierno “hacerse cargo del desmanejo de toda la provincia”, advirtiendo que los trabajadores estatales a medida que no tengan respuestas, van a ir redoblando la protesta.

Sergio Ongarato consideró que la crisis del Gobierno Provincial, termina perjudicando a su municipio. “Vamos a terminar en llamas, igual que está la provincia, cuando estamos haciendo lo que corresponde. Tienen que responder los gobernantes y que han sido votados por cuatro años más. Que se hagan cargo, esto no es justo”.

Luego sostuvo que en Nación, aseguran que a Chubut le bajaron 7 mil millones de pesos desde el año pasado. Lamentó que su gestión tenga que ir a pedir un Aporte del Tesoro Nacional -que está en estudio- , para cubrir desfasajes que está provocando el Gobierno de Mariano Arcioni.

Preguntó “¿dónde está ese dinero?; ¿dónde están los 650 millones de dólares que van a utilizar para pagar los sueldos?. La provincia se endeudó para hacer obras y pagar a los proveedores. Pero, hace un año que las obras están paralizadas, proveedores no cobran desde el 2014, entre los que se encuentran comerciantes de Esquel”.

Fuente: Diario Jornada