24 - octubre - 2016

Oca y un moderado optimismo para la economía de 2017

Con un moderado optimismo, el responsable de las cuentas provinciales anticipó que los efectos del bono permiten pensar en una economía provincial más aliviada. Dio por cerrada la polémica con el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, por la carta documento. Sus previsiones.

Por Ismael Tebes / En Twiter:@IsmaTebes

-¿Cómo se maneja la economía de una provincia con recursos acotados?

-Los números están muy complicados. Se requiere optimizar al límite las posibilidades del recurso para llegar a la etapa del año en la que tenemos las cuentas de la provincia medianamente ordenadas en esta restricción para que el Estado pueda seguir funcionando.

-¿Cómo se logra el equilibrio respecto a prioridades como los sueldos?

-Hay dos prioridades: sueldos y pago de deuda financiera. Corresponde hacer frente a los sueldos con empleados públicos y jubilados y en el otro caso, el no pago implicaría que entremos en un default. Esas dos situaciones son ineludibles. Después con los pocos recursos que quedan disponibles tratamos de optimizar al máximo para focalizar en salud y servicios públicos, que son elementales, y en áreas claves como Vialidad con el combustible para mantenimiento. Es complicado pero hay meses que lo son mucho más.

-¿Cuál es la perspectiva para 2017?

-Los grandes recursos son impuestos provinciales, Coparticipación y Regalías. En coparticipación tendremos un ingreso adicional a partir de la restitución del 15 por ciento que se destinaba a financiar el ANSES que empezaremos a recibir este año y aumentará el próximo. Seguimos discutiendo con Nación mayores recursos para las provincias. Y por otro, tanto en los recursos propios como Ingresos brutos y el IVA de los coparticipables somos optimistas respecto a que en los primeros meses del año que viene se debería ver una reactivación económica que impactará en la recaudación. En Regalías Hidrocarburíferas subieron un poco los precios pero no lo suficiente para mejorar significativamente los recursos. Con esta perspectiva más la discusión que estamos dando como con el bono que logramos colocar, creemos tener un año no con mucho más margen financiero que éste pero sí bastante más ordenado.

-¿No es exagerado seguir hablando de la herencia?

-La verdad que no. Está bien que a quienes nos toca asumir responsabilidades públicas demos explicaciones a la gente y digamos cómo están las cosas. Llegó un momento en el que se planteó que de mi parte sólo había discurso y no números. Expuse en detalle y con la documentación que acerqué cuáles fueron todos los detalles de la deuda. Es más de lo que habíamos dicho en su momento. Está clarificado. Hay números más allá de lo que se diga. Con dinero del bono ya estamos pagando a proveedores, firmando acuerdos con municipios por fondos asignados para obra pública. Hay variables que no manejamos como la inflación, la política fiscal y monetaria. Queremos volcar en forma razonable los recursos porque Chubut tiene actividades complementarias a partir de la obra pública y en ese sentido estamos trabajando.

-¿Que tan importante es el aporte económico de Comodoro Rivadavia?

-Desde lo productivo claramente lo hidrocarburífero es relevante en términos económicos y por eso ante estas caídas de precios y por consiguiente de niveles de actividad, se sienten en el comercio de la zona sur sino en términos de recursos para la provincia. El Sindicato Petrolero reconoció gestiones del gobernador respecto a los diez dólares de incentivo, por las fuentes de trabajo. La variable que no podemos permitir que se caigan son los niveles de producción que están atados a la no baja de equipos. El precio es una cuestión cambiante y el tipo de cambio que ahora está más acomodado de lo retrasado que venía en diciembre. Si se cae la producción no hay nada que compense estos recursos.

-¿Ya están desestimados los planteos del intendente Carlos Linares?

-La carta documento la contestamos porque hubo habido evidentemente un error en el cálculo o en la interpretación. Debería ser un tema cerrado el reclamo puntual. Tanto el intendente de Comodoro como el resto deben considerar lo que estableció la última Ley de Coparticipación: que antes del 31 de diciembre del 2017 debería haber un nuevo régimen en la provincia. Todo planteo es válido. Es la misma discusión que nosotros hacemos en Nación, la que deben dar los intendentes hacia la Provincia. Es válido que técnicamente se discuta en un marco de respeto como en el Consejo de Responsabilidad Fiscal.

-¿Cómo se debe administrar para que el Estado funcione?

-En un contexto como el actual, nos exigen ser lo suficientemente creativos. No lo digo por simplificar las cosas pero la realidad es que si bien son muchos miles de millones, al manejar las cuentas públicas de una provincia a otra escala y con otra responsabilidad, ya que no es dinero mío ni del gobernador, uno termina aplicando la lógica o el sentido común como en sus propias finanzas. A veces cuando hay un poquito de excedente, los desaciertos o las malas decisiones terminan pasando “disimuladas” para decirlo vulgarmente. Cuando los números están tan ajustados como ahora, es necesario ser creativos al máximo para no cometer errores y poder hacer que el Estado funcione.

-¿En diciembre habrá que decir que el balance es satisfactorio?

-Absolutamente. Lo lógico es hacer un balance sobre el cierre de año aunque algunos tomen el mes en general y otros antes o después de la fiesta. Por el volumen de decisiones que uno debe tomar, es cíclico o una “película” que pueda tomarse como referencia diciembre o bien el año de gestión ya que habiendo transitado estos diez meses con estas dificultades estoy muy satisfecho. Hemos reconocido el trabajo que hicimos con la mayoría de los gremios para seguir conversando y no tener grandes conflictos, de poder entender cuáles son los números. Se hizo la mejor colocación de un bono que haya hecho una provincia este año. Somos optimistas, vamos por el camino correcto y podemos mirar un 2017 con muchas más expectativas.

Fuente: Diario Jornada.