18 - diciembre - 2019

«No me sentaría a tomar un café con Riquelme», aseguró Maradona

Diego, símbolo de Boca Juniors, aseguró que «no» se «sentaría a tomar un café» con el flamante vicepresidente del club y propuso a Ricardo Gareca como entrenador.

En una extensa entrevista con TyC Sports, el actual DT de Gimnasia y Esgrima La Plata aseguró que no tiene intenciones de juntarse con el ídolo «xeneize» que asumió el pasado lunes la conducción de la institución.

«Si yo estaba con Riquelme en el vestuario y hacía lo que dicen que hizo, lo boxeaba de lunes a viernes, el sábado lo dejaba descansar y el domingo lo dejaba salir a la cancha», expresó el Diez.

A su vez, Maradona propuso a Ricardo Gareca, entrenador del seleccionado peruano y ex compañero suyo en el «xeneize», como entrenador en reemplazo de Gustavo Alfaro, a quien consideró «un buen DT» pero que «Boca se lo lastró».

«No me enfrentaría con Messi jamás»

Maradona aclaró que «jamás» se enfrentaría con la Pulga, a quien considera un «amigo», y recordó que tras la eliminación en el Mundial de Sudáfrica 2010 lo vio «llorar como un nene» cuando «muchos ‘capangas’ estaban buscando vuelos para volverse».

«No me enfrentaría con Messi jamás. Yo no lo critico, el pibe viene, juega y dicen que es cátalan porque no canta el himno. Yo soy amigo de ‘Leito'», aclaró Maradona, quien recordó el momento de la eliminación del Mundial de Sudáfrica 2010 tras la goleada ante Alemania por 4 a 0.

«Yo lo vi llorar como un nene cuando muchos de los que decían ‘capangas’ estaban buscando vuelos para volverse antes», remarcó en una entrevista con TyC Sports.

Y ante la consulta sobre quiénes eran esos referentes que querían retornar rápido de Sudáfrica, el ex DT del seleccionado argentino volvió a apuntar a «uno de La Plata», en referencia a Juan Sebastián Verón.

Sobre éste último, Maradona explicó que la bronca con Verón se generó cuando Juan Ramón, padre de la «Brujita», lo criticó públicamente luego del mencionado Mundial y se sintió defraudado ya que él lo había defendido ante el público que lo silbó durante un partido en el estadio Monumental.

El otro que se ganó la enemistad de Maradona en el último tiempo es Gastón Fernández, a quien invitará «a pelear» en cuanto se lo cruce luego del entredicho que tuvieron en el último clásico platense.

«Cuando lo vea, lo peleo. Es de Estudiantes y amigo de Verón, está todo mal», afirmó.

Fuente: Diario Jornada.