15 - agosto - 2017

Narcojuicio: reprogramaron ronda de testigos por ausencias

Comenzó la segunda semana del juicio a cargo del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia que ventila la causa sobre los más de 110 kilos de cocaína hallados en 2013 en una planta pesquera de Puerto Madryn. Estaba prevista una ronda de testigos que en algunos casos debió reprogramarse por la ausencia de los convocados. Durante toda la semana se escucharán los testimonios de trabajadores que se desempeñaban en ex Poseidón en ocasión del hallazgo de droga. También se prevé para esta segunda semana de juicio que se realice la inspección ocular al lugar de los hechos en la ciudad portuaria.
En la causa están imputados, Héctor Omar “cura” Segundo, Nicolás Seoane, Alejandro Pennisi, Juan Eduardo Burgos y el español Alfredo Aranda Barberá, éste último, único detenido en la causa.
La semana anterior Burgos y Seoane, declararon ante el Tribunal presidio por el Federal de Comodoro Rivadavia, Enrique Jorge Guanziroli, e integrado por los vocales, Nora Cabrera de Monella y Luis Giménez. Cada uno de los dos acusados que hizo uso de su derecho a contar su versión de los hechos, pretendió desvincularse de drogas ilícitas o su comercialización. En el caso de Seoane, responsabilizó a Salvador Parra Gómez, sobre la presencia de cocaína en el cargamento de langostino. Se trata del empresario español que según se desprende de la investigación sería el destinatario en España del cargamento, quien no ha sido sometido a proceso porque se negó su extradición.

Semana de testimonios

El fiscal general Teodoro Nürnberg, confirmó que “continuarán las audiencias de testimoniales. La semana esta están programados los testimonios de la gente que trabajaba en la planta. Algunos no vinieron a la audiencia y se reprogramaron para las cinco de la tarde”, dijo.
“Quedan varios testimonios. Después de esta semana tenemos como un receso, y hay audiencias programadas para la segunda mitad de agosto”, indicó respecto del cronograma previsto para los próximos días cuando se realicen las videoconferencias desde Comodoro Rivadavia, al confirmar que esta semana está prevista además la realización de la inspección ocular a la planta de ex Poseidón en Puerto Madryn.

Los testimonios

La semana anterior en su declaración Juan Eduardo Burgos, el remisero y yesista, venido a empresario, aseguró que aceptó la propuesta de integrar una sociedad con el empresario español Parra Gómez, porque significaba “una buena oportunidad de trabajo”, y negó una y otra vez en su declaración cualquier conocimiento del negocio ilegal con drogas, que se escondía detrás de la planta de envasado de productos de mar.
“Jamás ni la manipulé, ni la vi, jamás vi nada raro, jamás en el tiempo que estuve con este hombre vi nada”, afirmó en su declaración Burgos.

Incriminados

Otro de los acusados, Nicolás Seoane, pidió dar testimonio después que uno de los testigos, Cristian Torrado, declarara que lo observó “nervioso” el día del hallazgo de la cocaína y que preguntó “quién vio” la droga. Seoane dijo que Torrado “mintió abiertamente”, y afirmó que la maniobra de exportar la cocaína con los langostinos “la pensó el español Parra Gómez y nos usó a todos”.
El viernes último declaró Daniel Errozarena, quien se desempeñaba en tareas administrativas en la planta Poseidón en la época en que se hallaron los más de 110 kilos de droga, y confirmó que el langostino donde se encontró la cocaína, era una carga que había llegado aproximadamente 20 días antes, y que la información que tenía era que se sumaría una carga de merluza que se había procesado en la planta pesquera que era propiedad de Omar “Cura” Segundo. Reconoció además que hubo irregularidades sobre la carga de langostino.

Fuente: El diario de Madryn