15 - febrero - 2019

Nación destinó $15 millones a contener el brote de hantavirus

Los invirtió la Nación en insumos, equipos, especialistas y análisis; ya se analizaron más de 2000 muestras de pacientes; la OMS alertó a nivel mundial sobre esta situación.

La contención y la investigación del brote de hantavirus de Epuyén , que registra 34 personas afectadas y 11 muertes, demandó desde diciembre pasado insumos, equipamiento, pruebas de laboratorio y traslado de profesionales por más de 13 millones de pesos, según una primera estimación del costo de esta emergencia de salud pública que aún se mantiene en Chubut, según informa hoy el matutino La Nación. 

El detalle oficial al que accedió dicho medio incluye, explica el mismo, el envío a Buenos Aires de más de 2.000 muestras de pacientes y contactos estudiados, y ratones capturados para analizar en el laboratorio de referencia para hantavirus de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán.

La cepa Andes del virus hanta que circula en el sur del país es la única conocida en el mundo que se puede transmitir de persona a persona, además del contacto con las partículas virales que eliminan roedores silvestres en la orina, las heces o la saliva. Esa capacidad de transmisión interhumana del Andes Sur, con una mortalidad del 35,7%, puso en alerta al resto de las provincias, que reforzaron la vigilancia de los nuevos casos para descartar que algún viajero pudiera extender el brote de Epuyén y alrededores al resto del país.

«Evitamos una tragedia. Si no se hubieran tomado medidas rápidas y se hubiese impuesto el aislamiento respiratorio a los contactos de las personas que enfermaron, esto podría haber sido una tragedia», dijo Adolfo Rubinstein, secretario de Salud de la Nación.

La asistencia técnica y sanitaria incluye un subsidio de $1.388.050 que el Estado nacional le giró a Chubut para la instalación de un laboratorio en el Hospital Epuyén.

La lista continúa con un respirador multiparamétrico y un ventilador pulmonar de alta complejidad para la terapia intensiva del hospital de Esquel, donde se está instalando un equipo de PCR en tiempo real para el diagnóstico rápido de infecciones, según precisó Rubinstein. Además, se enviaron 5000 barbijos de alta eficiencia para retener partículas tan pequeñas como los virus de transmisión respiratoria.

Epidemiólogos, infectólogos, enfermeras especializadas en el control de infecciones, intensivistas y especialistas en zoonosis, contención biológica y salud mental son parte del equipo de 32 profesionales de la Anlis, la residencia en epidemiología de la Secretaría de Salud y los hospitales Argerich, Garrahan y El Cruce que viajaron para trabajar con los equipos de salud locales en el epicentro de un brote que atrae la atención internacional.

Hace tres semanas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los países «mantener los esfuerzos» para detectar y notificar los casos de hantavirus, y «prestar especial atención a los turistas que regresan de las áreas afectadas».

El laboratorio de referencia para hantavirus de la Anlis concentra los estudios de las muestras de los pacientes para la confirmación de los casos no solo de Epuyén y alrededores, sino también del resto de las provincias, donde circulan otras variantes endémicas del virus hanta.

«Se enviaron envases de biosezguridad triple para garantizar el adecuado envío de muestras para ser analizadas en la Anlis, barbijos certificados con respiradores para los profesionales de salud y con la protección adecuada para el aislamiento de los contactos, junto con envases con nitrógeno para el envío de las muestras de los roedores», detalla uno de los informes de respuesta.

Hasta anteayer, el laboratorio procesó y estudió 2635 muestras biológicas desde noviembre pasado, cuando empezó el brote. La mayoría (1927) se analizó el mes pasado. En lo que va de este mes, se analizaron 420 muestras. Se trasladan por vía terrestre en el sur y se envían a Buenos Aires desde Esquel, Trelew o Comodoro Rivadavia.

La ayuda sanitaria en cifras

  • $13.194.214 – Es lo que destinó la Secretaría de Salud de la Nación para la asistencia logística, técnica y profesional durante el brote de hantavirus de Chubut. No incluye las horas de trabajo profesional
  • $1.388.050 – Es el monto del subsidio que el mes pasado se le giró a la provincia para la instalación de un laboratorio en el hospital de Epuyén
  • $2.599.095 – En 5000 barbijos de alta eficiencia, un monitor multiparamétrico y un ventilador pulmonar de alta complejidad enviados a los hospitales de la comarca andina
  • $9.207.069 – Para enviar insumos para la recolección y traslado a Buenos Aires de muestras, reactivos, secuenciación genética del virus, y movilidad de profesionales y funcionarios

Fuente: Diario LaNacion.