27 - julio - 2017

Múltiples allanamientos por venta ilegal de autopartes.

La Policía provincial realizó, durante la mañana del miércoles, una serie de allanamientos en el marco de una causa de comercio de autopartes de origen ilegal, luego de que lo fue fuera una investigación de tres meses, a cargo de la Fiscalía.
“Es una organización de tres personas, en una investigación de tres meses”, indicó el fiscal Daniel Báez, en declaraciones oficiales, al tiempo que adelantó que “se investigan irregularidades en la legislación específica, ante la presunta Infracción Ley Nacional 25.761 y Decreto 744/04 sobre el régimen legal para el desarmado de automotores y venta de autopartes; es una ley para combatir el robo de automotores y el comercio de autopartes de origen ilegal”.
El procedimiento se realizó durante la mañana, en la zona oeste de Puerto Madryn, lugar en el que los investigadores hallaron la presencia de distintas autopartes, sin que pudiera acreditarse el origen lícito de los mismos.

Mercado negro de autopartes

Asimismo, se observó frente al domicilio varios vehículos semi desarmados, con faltante sus piezas mecánicas y piezas móviles como, por ejemplo, motor, capot, y puertas, entre otros.
El procedimiento estuvo a cargo del subcomisario Diego Mallea, de la Planta de Verificación Vehicular de la Policía del Chubut.
Además, se conoció que el propietario del terreno ya fue investigado, tiempo atrás, por el mismo delito en la circunscripción de Trelew.
La investigación incluyó tareas de vigilancias, pesquisas, filmaciones e, incluso, intervenciones telefónicas.
De este modo, los investigadores pudieron establecer que, en todos los domicilios allanados, las personas involucradas ‘desguazaban’ automotores de manera clandestina, sin estar autorizados y, en el caso de los rodados, sin que hubieran sido previamente dados de baja por las autoridades del Registro de la Propiedad del Automotor; luego, los sujetos vendían las autopartes a un precio más bajo que el del mercado local.

Desbaratando el circuito ilegal

Los locales comerciales y talleres de desguace clandestinos, a su vez, “carecen de autorizaciones comerciales, tanto del Municipio Local como del organismo nacional ‘Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas (RUDAC), dependiente del Registro Nacional de la Propiedad del Automotor”, indica un documento que se desprende de la causa.
Por otra parte, también los investigadores comprobaron la venta ilegal “de todo tipo de autopartes, incluso el desarme de automotores que han sido sustraídos tanto en la zona de Trelew, Puerto Madryn y provincia de Buenos Aires”, sostiene el documento, agregando que “se pretenden secuestrar autopartes que regula el decreto nacional (30 piezas principales que se mencionan en la Ley y que se consideran reutilizables, entre ellas cajas de cambios, puertas, tapas de baúl, motores semiarmados, burros de arranque, volantes de motor, equipos de aire acondicionado, etcétera); carrocerías y motores robados, documentación de automotores y todo tipo de elementos como amoladoras, sensitivas, soldadoras, tubos de oxígeno, aparejos, pinzas de fuerzas, libros contables, computadoras, cuadernos con registro de operaciones bancarias y depósitos de dinero, etcétera”.

Fuente: El diario