26 - febrero - 2018

Müller aseguró que la temporada fue positiva, pero con bajo consumo

En el caso de Madryn, una fuerte promoción que se hizo durante todo el año permitió un movimiento extra regional y en otros destinos se notaba más el chubutense que recorría su propia provincia o el movimiento regional. En ese fin de semana tuvimos números muy altos y la segunda quincena de enero también;, en la Cordillera lo notamos en concordancia con las fiestas populares, donde tuvimos ocupación casi del cien por ciento”.

GASOLEROS
Müller resaltó que en todo el país se vive una constante que está relacionada con el bajo nivel de consumo, producto del momento económico que se vive: “En nuestra provincia, el público de verano es nacional, turistas que no dejan de vacacionar pero o hacen a través de escapadas y el nivel de consumo es diferente y a veces se restrigen algunas actividades dentro del destino. En Madryn se vio mucha gente circulando, pero cuando uno lo contrasta con los números de agencias y prestaciones turísticas, el número es diferente. Eso es macro y no lo podemos solucionar nosotros, pero sí hay que tratar de tratar de que estos flujos se puedan distribuir a lo largo del año y ese es el mayor desafío que tenemos por delante”.

EMPATE POSITIVO
Haciendo una especie de competencia entre el mar y la Cordillera respecto a esta temporada, el ministro chubutense  aseguró que “tuvimos momentos con más gente en la Cordillera y otros con más gente en Madryn y Pirámides como principales destinos de la costa. Creo que si hay que calificarlo sería un empate, pero un empate positivo porque el turismo se distribuyó a lo largo de toda la provincia. Quizás en la Cordillera el desafío es mayor porque es más estacional, está muy marcada en el verano la presencia de turismo y después merma mucho hasta la primavera, entonces la gran preocupación de todos es cómo logramos generar mayor movimiento fuera de la temporada estival”.

FUENTE: DIARIO EL CHUBUT