27 - junio - 2019

Movilización de ATE con reclamos a la Municipalidad de Rawson y al Concejo

Desde las 6 de ayer los empleados municipales de Rawson comenzaron con un reclamo en las puertas del Corralón Municipal por indumentaria y salarios adeudados. Se movilizaron al Concejo Deliberante, a pedir a los ediles que trabajen, y a las puertas de la Municipalidad.

Luciano Bunge, dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado, explicó que el pedido incluye “el pago retrasado de contratos de locación”.

Como a media mañana “nos enteramos que los pagos salían, además de un adicional que se le debía als PEL (programa de emergencia laboral), empezamos a trabajar en la ropa que en los próximos días iremos solucionando”. Mañana tendrán fecha para el aguinaldo”.

Se manifestaron frente al Concejo y se reunieron con los ediles Dulio Monti, Gisel Genoff y Marcos Tarumán. Les reclamaron que sesionen: “Es triste decirlo así pero les fuimos a pedir que trabajen; hace casi tres meses que no hay comisión y hay muchos temas que necesitamos que traten y no se juntan”, reclamó Bunge. Por ejemplo, un proyecto de ATE “para que se les pague el título a los compañeros que lo tengan y el oficio afín a todos los que sean idóneos en un oficio. Que se les paguen con categorías. Además la cesión de tierras para un loteo que tenemos aprobado por el municipio para hacer barrios y esperábamos que se aprobara la venta de tierras”.

Antes de irse advirtieron a los concejales que si la otra semana no se reúnen en comisión o sesionan, se va a hacer un acampe en el Concejo hasta que “se dignen a ir a trabajar”.

Para el concejal de Cambiemos, Dulio Monti, hay un “combo explosivo” generado por el Ejecutivo que lleva a una situación “desesperante” a los empleados. Algunos no cobraron mayo. “La intendente no pone la cara, no sabemos dónde está, no atiende a nadie, tenemos a un secretario de Gobierno que ni siquiera pertenece a la ciudad, no tiene compromiso con el vecino ni con el empleado. Los secretarios brillan por su ausencia”, describió.

Monti confirmó que tras las elecciones, “la intendente sacó una resolución que elimina y deroga, para todos los municipales la posibilidad de la dedicación exclusiva, funcionales, horas extras y tareas especiales. Despertó la ira de los empleados porque era algo que venían cobrando. Estas decisiones acorralan al empleado”.

Grafica lo que ocurre en la ciudad como un “abandono total” y “me extraña muchísimo la ausencia de la intendente y la responsabilidad de algunos secretarios. Es un combo explosivo cuando no se charla ni definen las cosas con responsabilidad, Y si no se da la cara, las cuestiones pueden pasar a mayores”.

Monti remarcó que el Ejecutivo está en falta con el Tribunal de Cuentas porque no rindió gastos de los últimos dos años. Hay una investigación en marcha. “El Tribunal nos informó que inició una investigación en la Fiscalía interna para ver qué es lo que pasó con los fondos del 2017 y 2018 que no se han rendido. Es una cuestión gravísima”, denuncia. “Intentaron aprobar entre gallos y medianoche, el Tribunal de Cuentas Municipal, que sospecho que esa conformación era de ponerlo en funcionamiento para presentar ahí todas las rendiciones que tiene en falta en la provincia. El Concejo Deliberante le dijo que no y tiene que rendir cuentas”.

Monti reconoce que Artero asume el 10 de diciembre como diputada provincial pero antes “tiene que asumir la responsabilidad del municipio de Rawson y no lo está haciendo. No se rindieron los balances 2017 y 2018 de todos los gastos públicos del municipio. Rossana Artero nos está dejando una ciudad explotada con una deformación de los servicios públicos de ocho años y con los empleados municipales desesperados”.

Fuente: Diario Jornada